Todo sobre el mercado de las estaciones de servicio.

Publicado por Estación de Servicio Actual

Hubo un tiempo que fue hermoso…

VISTAS 89 / COMPARTIR


Hubo un tiempo que fue hermoso…

2018-06-15-hubo-un-tiempo-que-fue-hermoso-01


Y ese tiempo lo tuvo todo, y un símbolo de poderío lo mostró al mundo YPF, con el letrero luminoso más grande del planeta. Si así es; corría Enero de 1934, y se presentaba en sociedad este gran anuncio que inauguraba la Dirección General de Yacimientos Petrolíferos Fiscales, en el frente de su edificio.
Con seguridad, se trataba del letrero más grande del mundo, atento a sus dimensiones colosales, puesto que medía 67 metros de largo por 10,15 mts.de alto, cubriendo una superficie total de 670 metros cuadrados.
En su confección se habían aplicado los últimos conocimientos en luminotecnia, y lo conformaban millares de lamparitas de diversos colores, que se alternaban con dispositivos especiales de interrupción.
Las leyendas del anuncio, mostraban grandes objetivos y caminos a seguir, y se referían a la explotación del petróleo; y en las centrales que eran monumentales, se leía
“ALAS A LOS MOTORES” y “PODERÍO A LA NACIÓN”, y en una línea corrida más abajo “NAFTA Y LUBRICANTES DEL PUEBLO ARGENTINO”.

A ambos lados de las enormes letras centrales se desarrollaban dos alas de 130 metros cuadrados de superficie cada una con bajo relieves entre los que se destacaban dos esculturas representando a gigantes que perforaban la tierra.

Al acto inaugural concurrieron el primer magistrado General Justo, funcionarios, autoridades nacionales y extranjeras, y por sobre todas las cosas, el orgullo generalizado.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!