111 años de la fundación del Automóvil Club Argentino 1904-2015


Publicado por Estación de Servicio Actual
909

est-50-111-anios-de-la-fundacion-del-automovil-club-argentino-1904-2015-thumb

Hace 111 años, un grupo de entusiastas automovilistas, Dalmiro Varela Castex, Pablo de Alzaga Unzué, Luis Valiente Noailles y Alfredo Tornquist entre otros, decidieron agruparse y dar vida, el 11 de Junio de 1904, al Automóvil Club Argentino, con el fin que el país contara con una institución que aunara los esfuerzos de quienes veían en el automóvil el avance más notable del siglo. Las actividades del ACA se extienden desde Jujuy hasta Ushuaia y desde los Andes hasta el Atlántico, con Estaciones de Servicio, Hosterías, Hoteles, etc. Esta amplia variedad de servicios, hacen que el ACA sea reconocido como el más importante en América Latina y entre los mejores del mundo. Para realizar una reseña de los orígenes es necesario evocar la aparición del automóvil en la denominada Gran Aldea, hoy pujante Buenos Aires. En 1892, Dalmiro Varela Castex importó un coche Benz con propulsión a caldera al igual que otros personajes contemporáneos. En 1894, Castex trajo al país un De Dion Bouton, triciclo con motor a bencina, luego en 1895 siempre por su infatigable mediación arribó al país otro Benz y como corolario del aporte de Don Varela Castex, en 1896 llegó a la Argentina un Decauville de dos cilindros fabricado en Francia. La idea de crear un Club que agrupara a los incipientes automovilistas fue alentada por ellos y sus amistades que solían reunirse con sus vehículos en el actual cruce de las avenidas Del Libertador y Sarmiento al finalizar la recorrida por las calles y senderos de los bosques de Palermo. La primera reunión formal se realizó en la Sociedad Hípica Argentina bajo la presidencia del barón De Marchi con el objeto de fundar el Automóvil Club Argentino encargando al doctor Nicanor Magnanini la redacción de los estatutos.

Los fundadores del ACA realizaban frecuentes viajes a Europa lo que les permitió tomar conocimiento del funcionamiento de entidades similares que ya existían en Francia(1895), Bélgica( 1896), Inglaterra(1897) entre otros y adeavecuar los mismos a la realidad de nuestro país en esos años. El primer presidente del ACA elegido para el periodo 1904-1908 fue Dalmiro Varela Castex y lo acompañaron en su fundación Juan Abella, Carlos de Alzaga, Félix Alzaga Unzué, Alfredo De Marchi , Juan Drysdale, Alfredo T. Fernández, Emilio D. Laborde, Nicanor Magnanini, José Pacheco y Anchorena, Ubaldo de Sívori, José Semprún, Henry ompson, Luis Valiente Noailles, Alfredo Tornquist, Félix Gunther, Miguel Marín Carlos Morra, Elías Romero, Antonio De Marchi y Carlos Tornquist. En 1905 comenzaron a circular los intrépidos entusiastas y sus vehículos por los polvorientos y fangosos caminos del interior del país cubriendo distancias que hasta ese entonces solamente lo hacían carros, diligencias o galeras. Buenos Aires – Rosario marcó un hito, popularizándose más adelante como una de las clásicas competencias automovilísticas nacionales. En 1906 se realizó por iniciativa del Diario El País, de Carlos Pellegrini la primera carrera de automóviles sobre ruta en Sudamérica.

est-50-111-anios-de-la-fundacion-del-automovil-club-argentino-1904-2015-01

est-50-111-anios-de-la-fundacion-del-automovil-club-argentino-1904-2015-02

El Automóvil Club Argentino como entidad rectora del automovilismo confeccionó el primer Reglamento de una prueba de este tipo donde fue elogiado por el alto sentido de la previsión. El trayecto fijado fue de la Recoleta hasta el Tigre Hotel interviniendo máquinas de hasta cuatro cilindros. El ganador fue Miguel A. Marín con un Darracq de 20HP, el segundo fue Francisco Radé con un Dietrich de 24-32 HP de propiedad del Dr. Carlos Lamarca. El uso del automóvil iba reemplazando a los carruajes o galeras tiradas por caballos y comenzaba a erigirse como un medio de transporte rápido y seguro. Comenzaron en esa década las competencias automovilísticas que sirvieron posteriormente como trazados de rutas uniendo Buenos Aires con diversas ciudades del interior ( Rosario, Mar del Plata, Córdoba, etc.). La imperiosa necesidad de señalizar los caminos fue una acción casi inmediata. Si bien ya era promisoria la actividad del automovilismo deportivo, las autoridades del Automóvil Club Argentino teniendo en cuenta que el uso del automóvil se incrementaba, ya en las zonas rurales ofreciendo una diversidad paisajista, se abocaron al desarrollo del turismo y marcado de las carreteras. Para ello mediante una difícil tarea se comenzaron a realizar los primeros relevamientos de rutas para la edición de guías y planos. En 1923 queda constituida la Oficina Técnica Topográfica. Años después, el Automóvil Club Argentino adquirió las primeras máquinas viales, para el mantenimiento de rutas distribuyéndolas entre las delegaciones del interior donde en los caminos solían encontrarse profundas huellas de carros y abundantes pantanos. Los recursos genuinos se obtuvieron mediante convenio con los importadores de automóviles que cedían una cuota por cada unidad que llegaba al país y el ACA otorgaba el cincuenta por ciento de las cuotas societarias. Llegó así la creación de la División Carreteras que tomó a su cargo el relevamiento, conservación y señalamiento de las principales rutas nacionales. Luego comenzaron a instalarse las primeras casillas camineras que prestaron gran utilidad a los ocasionales automovilistas pues contaban con abastecimiento, servicio mecánico y en su mayoría con teléfono. La número 1 se instaló entre Lezama y Guerrero en la ruta a Mar del Plata y la número 2 en Morón sobre el camino a Luján. Si bien las primeras excursiones organizadas por el Automóvil Club Argentino datan de 1910 hasta la ciudad de La Plata o en 1913 a Córdoba, a medida que se relevaron los caminos y las condiciones técnicas de los autos comenzaron a organizarse excursiones con finalidades turísticas a sitios más apartados, Mendoza, Rosario, San Luis y luego a Lago Nahuel Huapi que fue descubierta en la segunda década del siglo. Fue por esos años (1920- 1930) cuando por iniciativa del ACA comenzó a difundirse la actividad del camping hasta entonces desconocida en nuestro país. Con la forestación y adecuación de diversos lugares de fácil acceso se inició este nuevo desafío. Los primeros en instalarse fueron Chascomús próximo a la laguna y en San Miguel. Luego Luján, Punta Chica, Quilmes, Punta Lara, Timbúes, Carlos Paz, La Margarita y San Clemente del Tuyú. La difusión se realizó con muestras fotográficas, folletos, exhibición de películas y medios radiofónicos. En 1926 el Automóvil Club Argentino se afilia a la Asociación Internacional de Automóvil Clubs Reconocidos hoy Federación Internacional del Automóvil (FIA) a partir de ese momento los socios de los clubes afiliados obtenían distintos beneficios en sus viajes a otros países. 1936 marca una etapa importantísima para el ACA. Ese año se realiza un acuerdo con Yacimientos Petrolíferos Fiscales para realizar un plan de instalación de estaciones de servicio. El acuerdo de espíritu netamente patriótico predominó en la concertación del convenio aunando esfuerzos y montando una perfecta organización que facilitaba la provisión de los productos nacionales a los automovilistas. Se realizó un concurso abierto para la construcción, con características uniformes, de las primeras estaciones y que contemplaran todas las necesidades del automovilista. Se logró el objetivo perseguido por la institución con la realización de obras de líneas modernas, sobrias y elegantes. El símbolo del ACA (El muñeco) configura la silueta de un agente de tránsito haciendo señal de parada. La cabeza está representada por la insignia del club y en el brazo extendido se reproducen las iniciales de la entidad. En cuanto al tronco de la figura así estilizada se reproduce el tramo del camino que corresponde a la próxima estación. Al finalizar 1939 quince estaciones fueron inauguradas entre ellas Córdoba, Samborombón, Dolores, Pirán, Mar del Plata, etc. Diversas fueron las sedes que ocupó el ACA a través de los años. El 27 de diciembre de 1942 inauguró la actual sede central en Av. Del Libertador 1850 en Buenos Aires el entonces presidente de la Nación, Dr. Ramón Castillo y el titular de ACA, señor Carlos Anesi. El ACA es miembro de la FIA (desde 1926) y de la AIT Alianza Internacional de Turismo (desde 1952) y de la FITAC (Federación Interamericana de Touring y Automóvil Clubes). Posee el poder deportivo nacional automovilístico (Autoridad Deportiva Nacional) delegado por la FIA, el cual lo faculta para organizar y fiscalizar competencias nacionales o internacionales(Gran Premio de Fórmula Uno, Rally Internacional y Campeonatos Argentinos). La ampliación, modernización e incorporación de nuevos servicios constituyen el común denominador de los dirigentes del ACA en todo el país, siempre con la vocación de progreso y el espíritu servicial de sus fundadores.

est-50-111-anios-de-la-fundacion-del-automovil-club-argentino-1904-2015-03

SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN
SOBRE ESTE PRODUCTO
Lo Más Visto

Motorcraft

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Más Notas que te Pueden Interesar