El mercado automotriz en primer plano.

El diesel en la mira

VISTAS 85 / COMPARTIR


La sentencia fue expresada por la ministra española de Medio Ambiente, Teresa Rivera cuando declaró: “El diesel tiene los días contados. Durará más o menos, pero sabemos que el impacto de las partículas que emite en lo que respiramos es suficientemente importante como para ir pensando en un proceso de salida”. Si un día fue elogiado y promovido por las autoridades gracias a su bajo consumo y sus escasas emisiones de CO2, ahora el diesel se ha convertido en el enemigo número uno. Y esto es notorio atento a la merma de ventas de unidades con ese tipo de combustibles, que se observa de manera clara desde 2015.

2018-08-31-el-diesel-en-la-mira-2-02

En Europa, cayendo durante cinco años, las ventas de vehículos a nafta ya superan a los diésel. Completemos los conceptos de la ministra, Teresa Ribera: “es un problema, sobre todo, de salud pública. Los motores de gasoil emiten ciertas partículas y gases (como los famosos NOX) que son muy perjudiciales para el organismo. Sobre todo, en entornos urbanos donde se acumulan hasta niveles preocupantes”. Además, la industria del automóvil perdio toda credibilidad y nadie confía en su capacidad para autorregularse. Hace tres años, los diesel fueron protagonistas de uno de los escándalos más grandes de los últimos años: grandes fabricantes del planeta (especialmente, Volkswagen) falsearon sistemáticamente los datos de las emisiones de gases contaminantes para saltarse las normativas.

2018-08-31-el-diesel-en-la-mira-3-03

Ese fue el momento en que se escribió el destino del combustible. Las cifras hablan por sí solas: la mayoría de los 17 millones de vehículos gasoleros para uso laboral. Representa el 90% de las furgonetas y los camiones y casi el 100% de los autobuses. Eso quiere decir que, penalizar el diesel de forma general, supone un golpe para el transporte por carretera en un país que se vertebra a través de él. Además pensemos que una mala implementación de las políticas contra el diesel puede generar un enorme conflicto social a muy poco de las elecciones. No es especulación, Brasil sufrió una huelga de camioneros de más de diez días que paralizó las líneas logísticas y bloqueó las carreteras de todo el país precisamente por el incremento del precio del diésel. Hasta el momento, no se habla de prohibir los diesel en bloque. Lo que sí se discute es la oportunidad de ir retirándolos de circulación y, en todo caso, de prohibirles el acceso a algunas zonas de las ciudades. Para ello habrá dos factores fundamentales: la antigüedad y la catalogación ambiental.

Por Rogelio Dell’Acqua
Fuente: Ministerio de Medio Ambiente de España

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!