El mercado automotriz en primer plano.

GNC a partir de aguas residuales

VISTAS 90 / COMPARTIR


La empresa de tecnología Graforce con sede en Berlín (Alemania), presentó una nueva tecnología: la plasmálisis ahorra recursos en su generación eficiente de hidrógeno a partir de aguas residuales industriales. La mezcla de biogás produce gas natural comprimido enriquecido con hidrógeno (H-GNC), un combustible económico y ecológico para el transporte que también genera electricidad y calor. La tecnología no solo convierte los contaminantes de las aguas residuales en energía valiosa, sino que también reduce las emisiones (CO2, CO, HC) entre un 30 y un 60%. Las emisiones de NOx también se reducen hasta en un 60%. Los socios de Graforce incluyen a Audi y Berliner Wasserbetriebe.

2018-11-09-gnc-a-partir-de-aguas-residuales-2-02

“La tecnología que hemos desarrollado es capaz de limpiar las aguas residuales y producir un combustible de bajo costo y baja emisión. Esto nos permite contribuir a resolver dos problemas urgentes a la vez: la contaminación del aire y el tratamiento de aguas residuales”, dijo el fundador de Graforce, el Dr. Jens Hanke, en el lanzamiento de una planta de demostración en Berlín. Graforce produce hidrógeno mediante el proceso de plasmálisis en su planta de demostración de Berlín. El proceso utiliza electricidad para convertir las aguas residuales -obtenidas de biogás, tratamiento de aguas residuales y plantas industriales- en oxígeno e hidrógeno. La mezcla de hidrógeno con biogás produce H-GNC, que se puede usar como combustible en vehículos a gas natural y en plantas de energía de ciclo combinado. Sólo el agua purificada y el oxígeno permanecen como productos de desecho. La producción de hidrógeno mediante plasmálisis es un 50-60% más económica que con los procesos convencionales.

2018-11-09-gnc-a-partir-de-aguas-residuales-3-03

La automotriz alemana Audi también ha confiado durante muchos años en los combustibles sintéticos alternativos. Uno de los mayores desafíos para la producción de combustibles sintéticos son las aguas residuales producidas por las plantas de biogás, ya que requiere una limpieza o eliminación muy costosa. Integrar la tecnología de plasmálisis en las plantas de combustible sintético de Audi permitirá reutilizar las aguas residuales en la producción de hidrógeno y, al mismo tiempo, purificarlas, haciendo que los sistemas de Audi se usen de manera más eficiente. “La plasmálisis de Graforce es una contribución importante a la producción de combustible de bajas emisiones que también aumenta la economía y la eficiencia de las plantas de biogás y de energía a gas”, explicó el Dr. Hermann Pengg, director de Gestión de Proyectos de Combustibles Renovables de Audi y CEO de Audi Industriegas GmbH.

Por Rogelio Dell’Acqua
Fuente: Graforce

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!