El mercado automotriz en primer plano.

Publicado por Negocios & Autopartes

Bosch: conectando los vehículos a internet, el comienzo de una nueva era

VISTAS 330 / COMPARTIR


La conexión a internet en los autos marca el comienzo de una nueva era. Hasta hoy, los autos estaban aislados de su entorno, pero Bosch está uniendo el mundo mecatrónico con el mundo digital.

nya-80-conectando-los-vehiculos-a-internet-01

Hace 20 años internet revolucionó la informática. En los próximos años, va a revolucionar también el mundo automotriz. Bosch está convirtiendo al auto en una parte activa de Internet, algo que tiene enormes ventajas para los conductores.

La conexión en red de los vehículos mejora el confort, la seguridad y la eficiencia de la movilidad. En este sentido, Bosch se encuentra en la búsqueda de tres objetivos estratégicos: primero, hacer de internet una experiencia intuitiva dentro del automóvil. Segundo, conectar los autos a internet y crear funciones de asistencia al conductor con valor agregado. Y por último, conectar a los automóviles en red con la infraestructura del tránsito.

Pero la conectividad es más que simplemente navegar la red en plena ruta. Por ejemplo, la realidad aumentada dentro del automóvil permitirá conectar el mundo virtual con el mundo físico. El parabrisas pasará a ser la pantalla principal dentro del automóvil, trayendo al campo visual del conductor toda la información del vehículo además de otros datos relacionados con el entorno.

Objetivo 1: Hacer que internet sea parte del auto

La conectividad es una mega-tendencia en la industria automotriz debido a que la digitalización seduce cada vez a un mayor número de personas. Una de las aplicaciones en las que están trabajando los ingenieros de Bosch es el sistema MySpin, con el que se pueden integrar perfectamente los smartphones iPhone y Android en los vehículos, de forma que la pantalla del dispositivo móvil será visible en el monitor central del vehículo. Las Apps se pueden utilizar así en el vehículo de forma mucho más simple, segura y confortable.

Incluso sin un teléfono móvil, es posible llevar internet a los vehículos. Los actuales sistemas de navegación encuentran, por ejemplo, diferentes tipos de restaurantes.
Pero con las ofertas de servicio de Bosch, en el futuro el conductor podrá dejarse guiar a la estación de servicio o el estacionamiento más cercano.

Bosch incluso está conectando el sistema de gestión del motor con internet. Ello se realiza mediante el sistema denominado eHorizon (Horizonte electrónico) de Bosch, en el que confluyen décadas de experiencia en sistemas de propulsión y la programación de un software innovador.

Para los vehículos comerciales, Bosch ofrece eHorizon desde 2012, con el fin de hacer que los viajes sean más relajados y reducir las aceleraciones y desaceleraciones innecesarias. El software de navegación detecta, por ejemplo, que después de 2 kilómetros cuesta abajo hay una señal de entrada a zona edificada, y realiza ese trayecto en el modo más económico o recarga la batería. De esa manera, los conductores pueden ahorrar hasta un 15 % de combustible.

En el futuro, los datos de navegación se complementarán con los datos actuales sobre el tramo recorrido en el auto a través de internet. De esta forma el conductor podrá conocer la situación del tránsito minuto a minuto y automáticamente. Los vehículos podrán, por ejemplo, andar en punto muerto hasta detenerse antes de llegar a un atascamiento de tráfico. Esta navegación en red, en la que los vehículos utilizan datos de internet, es el futuro no sólo para los camiones sino también para los vehículos de pasajeros.

Objetivo 2: Hacer que el auto sea parte de internet

La autopista de datos en los vehículos no es un camino en sentido único. Los autos no sólo usarán información proveniente de internet sino que también proveerán información a su entorno.

Pero para que la conexión del vehículo a la nube sea segura, es un requisito imprescindible proteger los datos. En el futuro los vehículos se transformarán en sensores por sí solos, recopilando información sobre el entorno e intercambiándola entre sí o con un servidor. Conocida como “Floating Car Data”, esta información es necesaria tanto para obtener mapas altamente dinámicos como para mejorar la seguridad del vehículo. Mientras que el conductor sólo ve una curva, la navegación ya sabe que detrás hay hielo o un embotellamiento. De esa manera, se puede evitar que un auto o un camión circulen deprisa ante un accidente o una caravana de coches. El sistema puede avisar al conductor o iniciar automáticamente una operación de frenado.

Ya existen las primeras aplicaciones con las que los vehículos se comunican con el mundo exterior. Un ejemplo es el sistema eCall, que a partir de 2015 será obligatorio en la Unión Europea. Este sistema establece automáticamente una llamada de emergencia cuando un vehículo está implicado en un accidente. Se activa, por ejemplo, a través de los mismos sensores que activan el despliegue de los airbag. Esto reduce drásticamente el tiempo en que los equipos de rescate tardan en llegar al lugar del accidente, en un 50 % en zonas rurales y en un 40 % en zonas urbanas.

Además de mejorar la seguridad, la combinación de datos del vehículo también permitirá ahorrar costos, especialmente para las empresas y flotas. Con el sistema LeasePlan, Bosch conecta en red los vehículos, lo que permite una nueva forma de análisis de las flotas.

Bosch también está desarrollando soluciones para el mantenimiento preventivo de vehículos pesados. Por ejemplo, los datos del motor de una excavadora o de una pala cargadora se transmiten a las bases de datos, donde se analizan y comparan con un grupo de datos cada vez mayor sobre vehículos y usos similares. Así, es posible predecir cuándo un componente importante alcanza el límite de desgaste para que la pieza pueda ser reemplazada a tiempo, antes de que se rompa. Tomando como ejemplo a la excavadora, esto evitaría tiempos muertos y permitiría ahorrar muchísimo dinero, ya que cada hora que este tipo de maquinaria permanece inactiva le cuesta a su operador sumas altísimas. En el futuro, estas funciones también serán posibles en vehículos de pasajeros.

Objetivo 3: Hacer que el auto sea parte de la internet de las cosas y de los servicios

Hasta ahora, los autos estaban aislados de su entorno, imposibilitados de interactuar. Los clientes y las empresas automotrices en todo el mundo están abordando el problema de cómo hacer que el vehículo esté conectado en red. Diversos estudios indican que el número de víctimas fatales en accidentes de tránsito se podría reducir en hasta un 90 % a medida que aumente la automatización de los vehículos. Esto mejorará el flujo del tránsito en un 80 % y garantizará una movilidad más segura y confortable.

nya-80-conectando-los-vehiculos-a-internet-02

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!