El mercado automotriz en primer plano.

Impresoras 3D en la línea de montaje

VISTAS 504 / COMPARTIR


<p>Ford continúa expandiendo el uso de tecnología en sus operaciones alrededor del mundo y encara un proyecto que utiliza componentes producidos por las impresoras 3D en la línea de montaje. La fase inicial, en sus plantas en Naberezhnye Chelny Vsevolzhk, en Rusia, tiene como objetivo establecer un programa sin precedentes para mejorar la eficiencia. Las piezas fabricadas por este proceso generan una mayor productividad y contribuyen a la seguridad en el trabajo. La Firma ya comenzó a fabricar cerca de 30 componentes diferentes producidos con esta tecnología, con la cual el bajo costo de desarrollo y de fabricación es una ventaja que estimula la búsqueda de nuevas aplicaciones en este proceso. Hoy, el plan de la compañía es ampliar la gama de componentes fabricados con sus impresoras 3D. La creación de una pieza en este proceso se inicia con el diseño de un modelo virtual usando un software especial, que divide el componente en láminas muy finas. A partir de ahí, la impresora 3D reconstruye la capa parte por parte, depositando plástico fundido hasta que se complete. Las ventajas de la impresión 3D en la industria del automóvil incluyen la producción de piezas más ligeras para aumentar el ahorro de combustible. En la actualidad, las impresoras 3D ya son una fuerte apuesta de Ford en la producción de autopartes y, ahora, la marca busca llegar más lejos aplicando esta innovadora tecnología en la línea de montaje.&nbsp;</p>

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño