El mercado automotriz en primer plano.

Publicado por Taller Actual

El Audi SQ5 TDI muy potente

VISTAS 948 / COMPARTIR


tap-154-el-audi-sq5-tdi-muy-potente-01

El Audi SQ5 TDI es la versión más potente y costosa de la gama Q5. Además, es el primer modelo de Audi con la denominación S que tiene un motor Diesel 3.0 TDI de 313 CV.

El Audi SQ5 TDI es la versión más potente y costosa de la gama Q5. Además, es el primer modelo de Audi con la denominación S que tiene motor Diesel 3.0 TDI de 313 CV, aunque no es la primera vez que Audi utiliza un motor Diesel para la variante más deportiva de un modelo, ya que con el Q7 hubo una versión V12 TDI de 500 CV. También hay un SQ5 con motor de nafta/gasolina de 354 CV. La mezcla de términos como todoterreno, Diesel y deportivo parece insoluble pero, en este caso, resulta parcialmente satisfactoria. Los neumáticos de serie son 255/45 R 20, Dunlop SP Sport Maxx GT y suspensión baja, es un vehículo con el que se puede disfrutar en una carretera de curvas y que, tiene su punto fuerte en el motor.
El motor es un Diesel de seis cilindros en V con sobrealimentación por dos turbocompresores de diferente tamaño que están dispuestos en serie, la potencia máxima es de 313 CV entre 3.900 y 4.500 rpm; el par máximo es de 650 Nm, lo logra desde tan solo 1.450 rpm y lo mantiene hasta 2.800 rpm. Es un motor con capacidad de empuje a cualquier régimen de giro, moderado consumo dadas las prestaciones que da. Y por último, por la calidad del ruido, nada que ver con lo que se supone que es un motor Diesel.

tap-154-el-audi-sq5-tdi-muy-potente-02

El equipamiento de serie del Audi SQ5 TDI es muy abundante, aunque los sistemas de ayuda a la conducción más avanzados, como el de alerta por cambio involuntario de carril o el programador de velocidad activo, son opcionales. Esto también sucede con elementos como la cámara de visión trasera para facilitar las maniobras, la iluminación adaptativa ,paso automático de luces cortas a largas, los asientos con ventilación y calefacción, el acceso y arranque sin llaves, el techo panorámico de cristal o el dispositivo de recepción de radio y televisión digital, entre otros.

Este motor va acoplado a un cambio automático. El SQ5 sería un auto en el que se podría circular con agilidad en tres marchas distintas, despreocupándose casi por completo del cambio. Es decir, si la óptima fuese la tercera, no habría ningún problema en circular en cuarta o quinta por su sobresaliente capacidad de recuperación.
La respuesta del motor a los movimientos del pedal del acelerador es inmediata y, generalmente, impetuosa. En ciudad, sobre todo, conviene ser delicado con el pie derecho para no sacudir a los ocupantes. El SQ5 tiene el mando Audi Drive Select que permite elegir entre cinco configuraciones —Efficiency, Comfort, Auto, Dynamic e Individual—. Cada programa modifica, en distinta medida, la asistencia de la dirección, la respuesta del motor y del cambio, la climatización y el sonido del escape (mediante una ramificación accesoria donde se ha integrado un actuador que modula el sonido).
El programa Efficiency trata de reducir al máximo el consumo. Reduce la asistencia de la dirección, selecciona marchas largas tempranamente, la respuesta del pedal del acelerador se suaviza y la climatización trabaja a menor intensidad. Entre usar este programa y el Comfort la principal diferencia se nota en la dirección, que se vuelve más suave.
El modo Auto es automático, (según el manual de usuario proporciona tanto una sensación de confort como de dinamismo). En el modo Dynamic, la respuesta del motor es más vigorosa, el cambio pasa a una marcha superior a un régimen mayor, la dirección se endurece y el escape modifica su sonido, produciendo un tono más grave, acompañado en ocasiones de un gorgoteo al retener, que se asemeja más a un motor V8 que a un V6 Diesel. En el último programa disponible Individual el conductor puede ajustar por separado cuatro variables (motor/cambio, dirección, sonido del escape y el programador de velocidad). Hay dos tipos de direcciones, ambas  con asistencia electromecánica. La de serie —con una desmultiplicación más bien normal de 15,9 a 1— y la opcional con desmultiplicación variable en función del ángulo de giro del volante , entre 9,1 a 1 y 23 a 1.

tap-154-el-audi-sq5-tdi-muy-potente-03

El motor del Audi SQ5 TDI es un Diesel de seis cilindros en V con sobrealimentación por dos turbocompresores de diferente tamaño que están dispuestos en serie, la potencia máxima es de 313 CV entre 3.900 y 4.500 rpm; el par máximo es de 650 Nm lo logra desde tan solo 1.450 rpm y lo mantiene hasta 2.800 rpm. Es un motor con capacidad de empuje a cualquier régimen de giro y moderado consumo dadas las prestaciones que da. Acompañando a todos los elementos mecánicos de que configura, el Audi es de moderado consumo dadas las prestaciones que da.

La suspensión del SQ5 es estructuralmente idéntica a la de cualquier otro Q5, de paralelogramo deformable en las cuatro ruedas. Pero es más dura y deja la carrocería 30 mm más cerca del suelo. Evita que la carrocería se mueva en los apoyos fuertes, bien sean transversales (balanceo) o longitudinales (cabeceo).
El cambio de marchas automático de convertidor de par Tiptronic de ocho velocidades es comparable a un cambio de doble embrague por su rapidez de funcionamiento.
Además del modo automático, el conductor puede seleccionar las marchas manualmente, bien mediante la palanca o bien con las levas que hay en el volante (la derecha para subir, la izquierda para reducir).

tap-154-el-audi-sq5-tdi-muy-potente-04

El SQ5 TDI tiene una serie de elementos estéticos que lo distingue del resto de versiones de la gama. Así, cambian ligeramente los paragolpes y la parrilla, las carcasas de los retrovisores van pintados en color aluminio y tiene cuatro salidas de escape. Audi ofrece dos colores de carrocería exclusivos: Azul y Negro pantera En el interior hay unos asientos deportivos tapizados en una combinación de napa y Alcántara.

El Audi SQ5 TDI tiene tracción total permanente mediante un diferencial central de deslizamiento limitado. En condiciones normales — línea recta y misma adherencia en las cuatro ruedas— distribuye el par enviando un 40% al eje delantero y un 60% al trasero. En función de la adherencia el reparto puede variar, aumentando al 85% en el eje trasero o al 70% en el delantero. El funcionamiento es totalmente automático, no hay mandos que el conductor deba manipular. Como complemento a este sistema, hay otro — denominado Torque Vectoring— que ayuda a inscribir el auto en las curvas frenando la rueda interior. Este sistema no actúa como elemento de seguridad sino que su función es mejorar la agilidad. Actúa con suficiente sutileza para que al conductor le pase desapercibido su trabajo.
Según los datos proporcionados por Audi, el SQ5 TDI acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h. El consumo medio homologado es 6,8 l/100 km. Es un consumo 0,4 l/100 km superior al de la variante de 245 CV
El peso, del Audi SQ5 TDI es de 1.995 kg (El capó, el portón, algunos elementos estructurales y de la suspensión son de aluminio. Hay algunas soluciones técnicas que ayudan a reducir el consumo como el sistema automático de parada y arranque en las detenciones y una bomba de aceite que varía la presión en función de las necesidades.
El SQ5 TDI tiene una serie de elementos estéticos que lo distingue del resto de versiones de la gama. Así, cambian ligeramente los paragolpes y la parrilla, las carcasas de los retrovisores van pintados en color aluminio y tiene cuatro salidas de escape. Audi ofrece dos colores de carrocería exclusivos: Azul Estoril y Negro pantera En el interior hay unos asientos deportivos tapizados en una combinación de napa y Alcantara. En opción se pueden recubrir con cuero.

tap-154-el-audi-sq5-tdi-muy-potente-05

El peso, del Audi SQ5 TDI es de 1.995 kg (El capót el portón, algunos elementos estructurales y de la suspensión son de aluminio.)

El equipamiento de serie es muy abundante, aunque los sistemas de ayuda a la conducción más avanzados, como el de alerta por cambio involuntario de carril o el programador de velocidad activo, son opcionales. Esto también sucede con elementos como la cámara de visión trasera para facilitar las maniobras, la iluminación adaptativa ,paso automático de luces cortas a largas, los asientos con ventilación y calefacción, el acceso y arranque sin llaves, el techo panorámico de cristal o el dispositivo de recepción de radio y televisión digital, entre otros. Inicialmente se puede elegir entre dos motores de nafta/ gasolina, de 225 y 272 CV, y otros tres Diesel, de entre 143 y 245 CV. Además, hay una variante híbrida: Q5 hybrid quattro 2.0 TFSI tiptronic de 245 CV. Todas las versiones son de tracción  total (quattro), salvo la Diesel de menor potencia. Hay tres tipos de cajas de cambio: manual de seis velocidades, automática de doble embrague (S tronic) de siete relaciones y automática de convertidor de par Tiptronic de ocho marchas. La versión de menor consumo es la Diesel 2.0 TDI de 143 CV con tracción delantera y cambio manual (5,3 l/100 Km.). Consume 0,6 l/100 Km., menos que la variante de tracción total. Es posible elegir entre tres niveles de equipamiento: Advance, Ambiente y Ambition.

tap-154-el-audi-sq5-tdi-muy-potente-06

La versión de menor consumo del Audi SQ5 TDI es la Diesel 2.0 TDI de 143 CV con tracción delantera y cambio manual (5,3 l/100 Km.). Consume 0,6 l/100 Km., menos que la variante de tracción total. Es posible elegir entre tres niveles de equipamiento: Advance, Ambiente y Ambition.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!