El mercado automotriz en primer plano.

Vaca Muerta adopta métodos de las automotrices

VISTAS 64 / COMPARTIR


Situada en medio del desierto patagónico, se yergue una torre de 30 metros de alto, perteneciente al pozo de perforación HYP129 de Vaca Muerta, y la sala de máquinas se halla a la misma altura.

Un operador flanqueado por muchas pantallas, cual cirujano mayor, dirige una tarea complicada en la cual los tubos de perforación, primero irán en posición vertical a 3.000 metros de profundidad, para luego, en la que será una curva de un ángulo abierto, se abrirán espacio en 3.000 metros horizontales. Cuatro pozos son los que se perforan desde esta gran plataforma, distanciados 300 metros unos de otros. Los tubos mencionados cuentan con sensores y cámaras, que informan en vivo y en directo a los geolocalizadores, para que ellos los guíen hasta los reservorios del shale.

2018-09-07-vaca-muerta-adopta-metodos-de-las-automotrices-02

2018-09-07-vaca-muerta-adopta-metodos-de-las-automotrices-03

Un puesto clave en la torre es el del “enganchador”, un experto de trabajos en alturas que ayudará a colocar cada tubo en el equipo, para viajar al fondo de la tierra.
Esta tarea, en otros pozos de perforación, la cumplen robots, pero aquí hay trabajo para todos.

2018-09-07-vaca-muerta-adopta-metodos-de-las-automotrices-04

Por lo que se aprecia, en cada puesto, en cada Técnico de distintas nacionalidades, todo está bien cronometrado como un reloj suizo.

A esta forma de organizarse y operar se la llama “factory”.

Y como nuestro título lo anuncia, la industria petrolera adoptó el método de las terminales automotrices, inspiradas en Toyota, con su modelo de mejora continua y manejo inteligente de stocks.

Por David Gil

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!