El mercado automotriz en primer plano.

El Peugeot Metropolis 400

VISTAS 2285 / COMPARTIR


tap-148-el-peugeot-metropolis-400-01

El Peugeot Metropolis 400 es un scooter de tres ruedas, comodidades casi de auto sensación de moto, equipamiento y diseño de lujo cercanos a los de un automóvil de la marca.

Su tamaño, da la sensación de ser realmente largo (2.152 mm), aunque no demasiado ancho y, gracias al sistema antitilting que bloquea el cuadrilátero anterior, nada pesado (256 kilos en orden de marcha).
Posee el sistema de dirección de dos ruedas delanteras, Dual Tilting Wheels– Su estructura delantera de paralelogramo deformable con ruedas independientes (con dos amortiguadores de inercia para las vibraciones y uno convencional para llevar a cabo las labores de suspensión) es el quid de la cuestión, la clave del éxito o el fracaso.
Por ciudad es un vehículo muy práctico, cómodo y seguro, gracias al sistema antitilting que bloquea el cuadrilátero delantero en parado. Ni siquiera es necesario apoyar los pies en los semáforos (se puede activar segundos antes de quedarse parado), haciéndose sentir prácticamente sobre un auto. Su facilidad para girar entre autos es limitada por su tamaño, pero no para pasar zigzagueando en línea recta entre ellos. Su escudo no es excesivamente ancho, así que se debe estar pendientes de los retrovisores cuando pasemos.
Por lo demás, se trata de un scooter convencional, sofisticado tecnológicamente hablando, pero nada fuera de lo común en cuanto a comportamiento. En lo referente a suspensión, en la parte delantera utiliza un par de amortiguadores confortables y eficaces, que actúan sobre un neumático y una llanta de 140/70 x 14 pulgadas.
Otro de los sistemas incorporados es el freno SBC (Syncro Braking Concept) que gobiernan los dos discos anteriores de 200 mm y el posterior de 240 mm. Hay que reconocer que éste es un mecanismo extraño si lo miramos desde el punto de vista de un motorista, pero eficaz y fácil si lo hacemos desde la visión de un conductor acostumbrado al auto. El motivo es que SBC es muy intrusivo; de hecho, da igual si accionamos una de las manetas o el pedal de freno, el resultado va a ser siempre el mismo. Eso sí, con sólo uno de ellos es suficiente (al apretar uno, los demás pierden tacto), pues el mismo mecanismo se las arregla para repartir y compensar la frenada entre los tres discos dependiendo de la presión que se ejerza.
En cuanto al motor, equipa el nuevo y sofisticado monocilíndrico 4T LC SOHC 4V de Peugeot. Posee una potencia de 37,2 CV, de forma magnífica y en casi absoluto silencio y con total suavidad.
Tiene una arrancada buenísima, desde parado sale lanzado y su transmisión funciona con gran suavidad. Su desarrollo final está muy compensado, ya que al mismo tiempo que permite unos buenos bajos y medios, hace que el motor se estire hasta alcanzar una velocidad final considerable.
En cuanto a consumo, es de de 4,4 l /100 km y la autonomía arroja una media de unos 300 kilómetros.

tap-148-el-peugeot-metropolis-400-02

Peugeot Metropolis 400, configura el sistema de dirección de dos ruedas delanteras, Dual Tilting Wheels– Su estructura delantera de paralelogramo deformable con ruedas independientes (con dos amortiguadores de inercia para las vibraciones y uno convencional para llevar a cabo las labores de suspensión) es el quid de la cuestión, la clave del éxito o el fracaso.

TIPO DE MOTOR:

1 cil. 4T LC SOHC 4V.
CILINDRADA: 399cc.
DIÁM. X CARRERA: 84 x 72 mm.
COMPRESIÓN: 10,6:1.
POTENCIA MAX.: 37,2 CV a 7.250 rpm.
PAR MOTOR MÁXIMO: 38,1 Nm a 4.500 rpm.
ALIMENTACIÓN: Iny. Electrónica Dell’Orto.
ENCENDIDO: Electrónico digital CDI
ARRANQUE: Motor eléctrico, sistema Smart Key.
EMBRAGUE: Automático centrífugo.
CAMBIO: Variador automático.
TRANSMISIÓN: Por correa trapezoidal.
TIPO CHASIS: Multitubular en acero.
BASCULANTE: Grupo propulsor oscilante.
SUSP. DELANTERA: Doble triangulación con paralelogramo de aluminio con amortiguador hidráulico central y dos amortiguadores de inercia, n.d. mm, bloquable sistema DTW..
SUSP. TRASERA: Dos amortiguadores n.d. mm, ajustables en precarga de muelle (4 posiciones).
FRENO DELANTERO: 2 discos de 200 mm, pinzas 1 pistón, sistema combinado SBC.
FRENO TRASERO: 1 disco de 240 mm, pinza 1 pistón.
NEUMÁTICOS: 120/70 x 12 (x2) y 140/70 x 14.

Dimensiones

PESO DECLARADO: 256 kg.
LARGO X ALTO X ANCHO: 2.152 x 1.450 (1.310 RS) x 775 mm.
DISTANCIA ENTRE EJES: 1.50m.
ALTURA ASIENTO: 780 mm.
CAP. DEPÓSITO: 13.50 l.

La plataforma plana facilita mucho las cosas, además de ofrecer un espacio extra, que en scooter nunca sobra. La pantalla se regula muy fácilmente con ambas manos y en su posición más alta dispones de 14 cm de parabrisas, que se notará y mucho, sobre todo cuando las condiciones climatológicas se compliquen.
El conductor dispone además de un apoyo lumbar que se puede regular hacia delante o hacia atrás 4 cm. Además, por cómo lo ha diseñado y colocado Peugeot, el pedal de freno no interfiere con el pie derecho, con lo que la postura es totalmente natural. El asiento se sitúa a sólo 780 mm del suelo. Posee llave inteligente, un sistema de contacto cada vez más común en los automóviles. Con el mando en el bolso o el bolsillo, el Metropolis detecta cuando te acercas a menos de metro y medio de distancia.

tap-148-el-peugeot-metropolis-400-03

La pantalla se regula muy fácilmente con ambas manos y en su posición más alta dispones de 14 cm de parabrisas, que se notará y mucho, sobre todo cuando las condiciones climatológicas se compliquen, así lo muestra el recorrido del aire, como muestra la imagen.

En ese momento el scooter se desbloquea y puedes presionar los botones para acceder a los espacios de carga (bajo el asiento cabe un casco jet y más cosas y bajo el portón trasero un integral) y a la boca de llenado del depósito de combustible. Para arrancarlo, sólo se tiene que presionar el dial de contacto, esperar a que se ilumine en azul, girar y arrancar. Por supuesto, Peugeot ha ideado un plan B por si el mando se queda sin pilas por si en tu zona de residencia o trabajo se producen interferencias.
Las soluciones tecnológicas originales no sólo afectan a la llave, también la frenada utiliza un sistema patentado por Peugeot y bautizado como SBC (Syncro Breaking Concept), que consiste, básicamente, en una frenada combinada en la que la centralita decide cuando manda presión al tren delantero o trasero, según cuánto apretemos la maneta… Porque ésa es otra, el reflejo de apretar las dos manetas no sirve de nada, porque es el Metropolis quien manda, así que únicamente hay que utilizar una de las dos manetas o el pedal.
Peugeot ha hecho un gran esfuerzo para que el piloto disponga de toda la información que necesita. Por lo que la instrumentación, de diseño automovilístico, además de la información típica, incluye un ordenador de a bordo que nos da el consumo instantáneo y medio, la autonomía que nos queda y, gran detalle, un avisador de baja presión de los neumáticos.

tap-148-el-peugeot-metropolis-400-04

El Peugeot Metropolis 400, equipa un motor nuevo y sofisticado monocilíndrico 4T LC SOHC 4V de Peugeot. Posee una potencia de 37,2 CV a 7.250 r.p.m y un par motor máximo de 38,1 Nm a 4.500 r.p.m., de forma magnífica y en casi absoluto silencio y con total suavidad.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño