El mercado automotriz en primer plano.

El Audi RS 5 TDI concept

VISTAS 1189 / COMPARTIR


tap-149-el-audi-rs-5-tdi-concept-01

El Audi RS 5 TDI concept es un prototipo con un motor biturbo Diesel de seis cilindros con potencia máxima de 385 CV. En la gama actual del Audi A5, el Diesel más potente tiene de 245CV.

El RS 5 TDI concept esta propulsado por un motor de seis cilindros en V y 2.967 cm³ de cilindrada, configura dos turbocompresores que trabajan en serie y un compresor adicional accionado por un motor eléctrico que lo hace girar (hasta 70.000 rpm). Salvo por el compresor eléctrico, parece el mismo motor biturbo Diesel de 313 CV que tiene Audi en otros modelos.
Desarrolla 385 CV a 4.200 rpm y 750 Nm entre 1.250 y 2.000 rpm. Además del aumento de la potencia (72 CV), Audi consigue en el motor del prototipo más par motor (100 Nm) y lo logra antes (200 rpm).

tap-149-el-audi-rs-5-tdi-concept-02

El RS 5 TDI concept esta propulsado por un motor de seis cilindros en V y 2.967 cm3 de cilindrada, posee dos turbocompresores que trabajan en serie y un compresor adicional accionado por un motor eléctrico que lo hace girar (hasta 70 .000 rpm). El compresor eléctrico está colocado a la salida del intercooler, por lo que su misión es acelerar los gases de admisión antes de entrar al motor, algo que debería suceder cuando la velocidad de estos es lenta debido a que los turbocompresores mecánicos no han generado suficiente presión como para crear un rápido flujo de gases en la admisión.

tap-149-el-audi-rs-5-tdi-concept-03

El RS 5 TDI concept tiene tracción total y un cambio automático de 8 relaciones.

De este prototipo hay dos aspectos a destacar. Uno es que abre la puerta a la posible existencia en el futuro de una versión Diesel con la denominación RS; a día de hoy, la gama RS de Audi ha estado y está compuesta por versiones con motor de nafta/ gasolina. En el caso del RS 5, es un motor de ocho cilindros en V que desarrolla 450 CV.

La otra novedad es la utilización de un compresor eléctrico en un auto de producción.
Los dos turbocompresores (sus turbinas giran movidas por los gases de escape y ese movimiento rotatorio se transmite a los compresores) son de distinto tamaño y funcionan en secuencia: el más pequeño entra en funcionamiento primero, ya que es más fácil de acelerar, y su trabajo se combina en un intervalo de revoluciones con el grande, dejando que sea este último el que genera la sobrepresión a revoluciones más elevadas. Producen una presión relativa de 2,4 bares, que es importante.
El compresor eléctrico está colocado a la salida del intercooler, por lo que su misión es acelerar los gases de admisión antes de entrar al motor, algo que debería suceder cuando la velocidad de estos es lenta debido a que los turbocompresores mecánicos no han generado suficiente presión como para crear un rápido flujo de gases en la admisión.

El sistema de compresor eléctrico, no se utiliza en los autos que están en producción por el elevado consumo eléctrico que supone (alrededor de 5 Kwh.) y que la instalación de 12 V no puede suministrar. Audi lo ha solucionado colocando una segunda batería (de iones de litio) que suministra corriente al compresor a una tensión nominal de 48 V.
Por la información que da Audi, parece que esta batería es la que está conectada al alternador y que, mediante un transformador, alimenta a la otra batería de 12 V.

El RS 5 TDI concept tiene tracción total y un cambio automático de 8 relaciones. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,0 segundos, medio segundo menos que el RS 5 de nafta/gasolina. El consumo medio es 5,3 l/100 km, la mitad (casi, el RS 5 gasta 10,5 l/100 km).

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño