Algo sobre el Porsche Boxster S


Publicado por Taller Actual
244

Los “Pura Sangre”

Algo sobre el Porsche Boxster S
Bugatti Carlos ©


tap-186-algo-sobre-el-porsche-boxster-s-01


La casa alemana, con el Boxster, construyó un pequeño 911 con el equilibrio que, de alguna manera, carece el monstruoso 911, y archivó para siempre las coupés con motor delantero. Porsche mantiene en la actualidad tres líneas de modelos, en los que usa una serie de modificaciones, permanentemente siempre en la búsqueda del perfeccionamiento de un concepto. Las tres líneas las componen el conocidísimo y legendario 911, el Cayenne y el Boxster. La renovación de este deportivo descapotable —dos puestos— es algo más que un “restyling”, pero algo menos que un cambio de generación.

El lanzamiento comercial del Boxster trajo un cambio estético, que fue la eliminación de los faros redondos; después se dio el traspaso del perfil del Boxster al anterior 911. En la actualidad, después de varios cambios, el Porsche Boxster S vuelve a parecerse al 911. Los cambios o modificaciones son: paragolpes y deflectores delanteros nuevos, los traseros más marcados, la toma de aire con rejilla lateral de enfriamiento del motor diferente. Con respecto al interior: el volante de dirección es regulable en altura y profundidad, la pedalera está reposicionada, el asiento del conductor tiene un recorrido mayor.

Los cambios técnicos han sido más importantes todavía, y se desarrollan en forma paralela con el 911, con el que comparte más del 50 por ciento de sus componentes.

El motor del modelo S suministra actualmente 280 CV a 6.200 rpm, es decir, 20 CV más que el modelo anterior. La estructura es la misma hasta ahora: un 6 cilindros boxer y los periféricos, cada vez más sofisticados, construido totalmente en aluminio, posee cuatro árboles de levas —dos por bancada de cilindros— ubicados en la tapa de cilindros, con cuatro válvulas por cilindro con sistema VarioCam de distribución variable.


tap-186-algo-sobre-el-porsche-boxster-s-02

La gestión electrónica ha sido optimizada, y se ha mejorado, incluso, el sonido, siempre afinado e indiscutiblemente Porsche, con ese “rugido” en alto régimen, y ese “ronroneo” en bajo régimen, que va cambiando de tono a medida que se acciona el acelerador. Sin duda, el motor genera un rendimiento importante, y los 20 CV de más se notan, en especial en alta, ya que este propulsor posee una gran elasticidad. Es posible acelerar a cualquier nivel, y la respuesta será contundente, llena de vivacidad. Las aceleraciones son asombrosas, con mucho vigor, y las retomas o recuperaciones hacen que los sobrepasos o adelantamientos sean normales y seguros.


tap-186-algo-sobre-el-porsche-boxster-s-03

En referencia a la transmisión, el modelo S tiene una caja de velocidades manual de 6 marchas, de simple y delicado accionamiento, y relaciones muy bien estudiadas. Opcionalmente, puede ser equipado con el conocido Tiptronic S, has- ta el momento Porsche no tiene en oferta una caja de velocidades manual robotizada “secuencial”.

El Boxster S es un automóvil equilibrado, y puede decirse que no hay en la actualidad un auto deportivo tan bien resuelto dinámicamente. La fórmula de la casa alemana es, para lograr ese equilibrio, centrar todos los pesos y trabajar mucho sobre el chasis para lograr rigidez, incluyendo una tarea exhaustiva con respecto a las suspensiones.


tap-186-algo-sobre-el-porsche-boxster-s-04

El posicionamiento del motor detrás de los asientos y delante del tren trasero, parecería que es ideal.

Parte importante de este equilibrio es el bastidor, y en este aspecto Porsche tomó el camino lógico: el de unir las sencillez con la eficacia. La clave es el grado de rigidez del conjunto, con una estructura monocasco de construcción liviana y un diseño de suspensiones pseudo McPherson en ambos trenes.

Dinámicamente hablando, posee un comportamiento muy deportivo, debido a que el tren delantero es muy preciso, y posiciona al automóvil en las curvas con exactitud gracias a una dirección de excelente comportamiento. Una vez colocada la trompa, el empuje del motor boxer es sobresaliente, pero no se manifiesta para nada la sobredirección o el sobreviraje. La capacidad de tracción del auto es asombrosa.

El Boxster posee el dispositivo ESP (Control de Estabilidad Electrónico) que, al conectarse, se comprueban las bondades del control de estabilidad, calibrado para actuar cuando es necesario. El ESP del Boxster garantiza la seguridad, pero permite al conductor jugar con las inercias del auto y efectuar derrapes controlados.

Cuando se lo desconecta, queda todavía activado el “control de tracción” que impide el patinamiento de las ruedas al acelerar.

El Boxster de serie viene equipado con una capota de lona eléctrica, con un cristal trasero desempañable. Como opción existe un techo “hard top”.

El motor del Porsche Boxster S, es de ciclo Otto (nafta/gasolina), de 6 cilindros opuestos (boxer), con un sistema de distribución con 4 árboles de levas a la cabeza (2 por cada banco de cilindros) ubicados en la tapa de cilindros, y con 24 válvulas (4 por cilindro).

La distribución es variable VarioCam, y el múltiple de admisión también es del tipo variable. La cilindrada total es de 3.172 cm3 (93 mm x 78 mm), la potencia máxima es de 280 CV a 6.200 rpm y el par motor máximo de 320 Nm a 4.700 rpm.


tap-186-algo-sobre-el-porsche-boxster-s-05

SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN
SOBRE ESTE PRODUCTO
Lo Más Visto

Motorcraft

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Más Notas que te Pueden Interesar