Publicado por Negocios & Autopartes

El primer Mecánico de Autos de la historia fue una mujer

VISTAS 378


<p>Como lo recordaramos en otra entrega, el 24 de Febrero, se conmemoró el Día del Mecánico, y unos días después, el 8 de Marzo, el Día de la Mujer.·<br><br>Durante el recorrido de su arduo camino, las mujeres, fueron logrando el equilibrio entre los sexos en el mundo laboral, y a medida que continúan ascendiendo en el firmamento socio-económico, son reconocidas por las cualidades únicas que aportan al lugar de trabajo. <br><br>Las mujeres tienen sus secretos en cuanto a su productividad, y no es oculto de dónde vienen ellos; de los rasgos de liderazgo que naturalmente poseen y que han sido lamentablemente muy poco valorados.·Entonces, juntemos ambas fechas y hagámosle un homenaje a la primera mujer mecánica de la historia.·En Alemania, hay una ruta conocida como «Bertha Benz Memorial Route», que recuerda a una mujer pionera, Bertha Benz, la esposa del famoso fabricante de automóviles, considerada la primera mujer que realizó una ruta en automóvil, y a su vez que actuó como la mecánica del mismo.<br><br>Bertha Ringer nació en 1849 en Pforzheim, una ciudad perteneciente al Gran Ducado de Baden. Novia del fabricante de motores Karl Benz, ayudó a su futuro marido a mejorar el taller en el que trabajaba. Además destinó a esta empresa parte de su dote, convirtiéndose en inversora de la entonces naciente industria automovilística. Aunque debido a las convenciones sociales existentes en aquella época, tras casarse se convirtió en ama de casa sin derecho empresarial sobre el negocio.<br><br>Pero Bertha era una mujer inquieta y emprendedora, por lo que siempre estaba al tanto de lo que sucedía en la fábrica familiar.·Karl Benz patentó en 1886 un vehículo al que llamó «Benz Patent Motorwagen», con el que tan solo había realizado pequeños trayectos dentro de los terrenos de sus propiedades. El prototipo no tenía salida comercial, y la familia comenzaba a tener problemas económicos.·Fue Bertha Benz la que tomó cartas en el asunto, y demostró hasta dónde podía llegar el vehículo. Dejó una nota escrita a su marido en la que decía: «Vamos a Pforzheim a ver a la abuela».<br><br>“Aquella madrugada presagiaba una jornada preciosa y calurosa. Era el 5 de agosto de 1888, cuando Frau Bertha Benz, con la ayuda de sus dos hijos Eugen, de 15 años, y Richard, de 13, empujó el Patent Motorwagen Nummer 3, terminado poco antes por su esposo Carl, para sacarlo subrepticiamente del patio del taller en la ciudad de Mannheim y ganar la calle sin despertar a nadie en la casa, ni tampoco a los vecinos.<br><br>Comenzó así el primer viaje en automóvil de la historia. La señora Benz era oriunda de Pforzheim, distante 106 kilómetros y destino de la excursión.·Fue un viaje lleno de imprevistos. A cada rato había que detenerse junto a algún pozo de agua para reponer el líquido de enfriamiento del motor que se iba evaporando. Los repuestos y las herramientas que necesitaba, las llevaba doña Bertha encima: con una aguja que sujetaba su sombrero pudo limpiar una manguera para el combustible. Y con una liga de goma de sus medias ató otro conducto que perdía líquido.<br><br>·Pero el mayor problema era la reposición de combustible. Bertha Benz se detuvo frente a la droguería del pueblito de Wiesloch, que aún existe, para comprar bencina blanca para limpiar. La sustancia se llamaba Ligroin, tenía una alta volatilidad y se usaba por esa razón para motores de explosión.<br><br>Cubiertos de polvo, los tres excursionistas llegaron esa noche a Pforzheim, desde donde Bertha envió un telegrama a su marido comunicándole el feliz arribo a destino. Tres días después, Bertha Benz retornó por un itinerario diferente.”<br><br>(*)·(*) Texto de Federico Kirbus<br>Por David Gil</p><div><br></div>

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!