Publicado por Taller Actual

Chillan los frenos

VISTAS 212


2018-06-01-chillan-los-frenos-01

Cuando esto le sucede, debemos conocer la causa, o las causas que los generan.
Convengamos que el sistema de frenos de un vehículo se basa en el rozamiento por fricción, o sea que el chillido de los frenos es de por sí algo habitual, e inevitable a medida que las piezas rozan y comienzan a desgastarse.
Pero si el sonido es permanente, inclusive cuando se frena suavemente, habrá que revisar y corregir lo que puede ser un pequeño problema antes de que se convierta en algo de consideración..

Veamos las pastillas de freno

Comencemos revisando el estado de las pastillas de freno, ya que son las primeras piezas que sufren desgaste. Hay que acotar que, dependiendo del fabricante, algunas pastillas tienen una especie de tira que emite un sonido cuando queda al descubierto, o cuando la pastilla sufre desgaste.

2018-06-01-chillan-los-frenos-02

Controlemos los discos y tambores

Convengamos que unos discos o tambores en mal estado producen un chirrido muy molesto. Estas piezas comienzan a sonar cuando ya cumplieron su tiempo de vida útil, ya sea si se deformaron o simplemente porque son de mala calidad.

Observemos si hay suciedad, polvo o humedad

La suciedad y el polvo acumulado representan otro problema en el sistema de frenos. Nos referimos a polvo y partículas que se van acumulando tanto en las pastillas, como en los discos, pero sobre todo en los tambores. La acumulación de polvo, por ejemplo, es ocasionada cuando el automóvil se encuentra detenido por largo tiempo; la humedad también tiene mucho que ver, sumado al material que va desprendiendo la pastilla que se va acumulando en los émbolos. Estos datos, aunque parezcan pequeños van limitando el desplazamiento de la pastilla, y comienzan a producir los constantes chillidos.

2018-06-01-chillan-los-frenos-03

Verifiquemos el exceso de temperatura en los frenos

Cuando sustituimos las pastillas de freno, debemos recordar que estamos instalando piezas nuevas en discos que están gastados por el tiempo, es así, que se recomienda darle tiempo a las pastillas para que se vayan poco a poco acoplando a estos discos, puesto que si las forzamos demasiado, la resina que recubren las pastillas se deformarán, ocasionando el típico chillido. En este caso será necesario desinstalarlas y lijarlas para obviar el inconveniente.

Por último, es muy conveniente recomendarle a nuestros clientes que al conducir eviten frenadas bruscas. Frenar casi encima del otro vehículo, o cuando se circula por pendientes, hace que las pastillas se recalienten y se cristalicen. Esto reduce la eficacia en la frenada y degenera la pieza antes de tiempo.

Por Rogelio Dell’Acqua

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!