Publicado por Taller Actual

El diferencial activo

VISTAS 807


Por Carlos Bugatti

tap-175-el-diferencial-activo-01

Diferencial activo que permite distribuir la cupla motríz.

El conocido diferencial activo, es un sistema que distribuye de manera inteligente, el par motor o la cupla motríz, hacia los dos semi-ejes de salida del diferencial. Practicamente, dos embragues comandados electrohidráulicamente por medio de una gestión electrónica, varían la distribución de la cupla motríz en función de estabilizar los valores.

Esto ocurre, cuando la unidad de control electrónico es alertada, es decir recepta las señales de los “sensores de derrape”, o de tracción (central alertada por los “sensores de adherencia” y ABS), o de tenida (central alertadad por los “sensores de ángulo de giro del volante de dirección”.)

Los mismos resultados se pueden obtener, actuando sobre el sistema de frenos de modo diferenciado y automático (ESP. es decir Programa Electrónico de Estabilidad).

Con este tipo de diferencial denominado “activo”, se logra una ayuda respecto a la distribución o reparto vectorial del par motor o cupla. El diferencial fue inventado para que los ruedas motrices puedan girar, a diferentes velocidades de modo tal de no crear inconvenientes en las curvas.

El diferencial de reparto vectorial de cupla motríz, ha sido desarrollado para crear una diferencia de velocidad de rotación, entre las ruedas motrices, con la finalidad de facilitar el trazado de las curvas.

Como todos los sistemas “activos”, normalmente superan todos los compromisos de los reglajes o “puestos a punto”, del chasis de un automóvil clásico, determinando un equilibrio siempre más o menos satisfactorio, entre la seguridad, el confort de conducción y la eficacia.

El diferencial “vectorial” permite favorecer, de acuerdo a las circunstancias, la agilidad o la estabilidad y por eso, el aumento del control del auto por parte de su conductor. Los engranajes de sobremultiplicación -o de sobremarcha “overdrive”- montados en cada una de las salidas del diferencial, permiten concretar una diferencia de velocidad entre las ruedas, de manera de hacer girar al automóvil como un tanque de guerra (con orugas).

tap-175-el-diferencial-activo-02

Conjunto de transmisión con diferencial activo o vertical incluido.

Este sistema es generalmente usado, sobre el eje trasero de un auto con cuatro ruedas motrices. Basado en el sensor, del ángulo de giro del volante de dirección, el sistema detecta, por ejemplo, que el conductor quiere girar a la izquierda. Debido a esto, el dispositivo acelera la rueda derecha (y frenar la rueda izquierda a través del diferencial), para provocar un cambio de dirección hacia la izquierda.

De esta forma, el conductor tiene la sensación gratificante, que el auto adivina que es lo que quiere hacer, y que no reacciona a sus consignas. El ejemplo más resonante, en relación al diferencial de distribución o reparto vectorial de cupla, es realmente el del Mitsubishi Evo, pionero en este sistema.

tap-175-el-diferencial-activo-03

Corte parcial del “diferencial activo”: 1- El em brague: El cierre de este embrague pone en acción el sistema sobremultiplicador. Posee un embrague y un sobremultiplicador de cada lado del diferencial, es decir una por rueda. 2- El Sobream ultiplicador: Este es accionado, y su juego de engranajes acelera la rueda traccionada. 3- El actuador: Comando hidraulicamente a los embragues, y es gestionado por una computadora que dicede que rueda debe “acelerar”.

Con la cuarta generación (1996), y la novena generación (2005), este sistema fue unicamente comandad, en función del giro del volante de dirección, a partir de la décima generación (todavía comercializada), el sistema fue reemplazado por el ESP. Debemos considerar que los modelos precedentes, dependian más que nada del óido y de los dedos del conductor, en tanto que en la actualidad, el diferencial toma en cuenta sus necesidades o pedidos de éste y los aplica, si los requerimientos no sobrepasan los límites de adherencia del automóvil. Al respecto, el Mitsubishi Evo X es mucho menos complejo de conducir, y menos divertido que sus predecesores.

Sin duda, el interés de la aplicación del “diferencial activo”, se evidencia en los recorridos sinuosos. El equipa los modelos de las marcas como el Audi A8 y el BMW X6, para brindarle una agilidad que el diferencial clásico no podría aportarle. Los modelos deportivos también lo aprovechan, lo utilizan como es el caso del Mitsubishi EvoX, el Audi RS5, los BMW X5 y X6M. Sin embargo, el resultado depende ahora de la calidad de interacción de este sistema con el control de la trayectoria ■

tap-175-el-diferencial-activo-04

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!