Publicado por Taller Actual

Control de la dirección de cremallera y el piñón

VISTAS 683


tecnica-2018-03-30-control-de-la-direccion-de-cremallera-y-el-pinon-01

Para el control de la cremallera de dirección se debe elevar la parte delantera del auto, manteniendo su peso sobre las ruedas. Se debe observar debajo del auto, mientras otra persona gira las ruedas hacia adelante y atrás. Luego se debe aplicar el freno de mano, calzar las ruedas traseras y poner el auto -con tracción en las ruedas traseras- en marcha. La cremallera de dirección está llena de aceite o grasa que por lo general no necesita ser cambiada, sin embargo, la cremallera puede sufrir pérdidas de aceite por el desgaste y daños generados por el ingreso de arena. Si la dirección está rígida es debido a que la cremallera ha perdido gran parte de su aceite. Entonces, se debe renovar el aceite, y limpiar toda la cremallera y los guardapolvos. Conduciendo unos kilómetros, hay que observar si la recarga de aceite ha solucionado el problema de rigidez. De ser positivo,, busque marcas de aceite en toda la cremallera. Limpiar la cremallera también revela otros daños como grietas, aquí se debería reemplazarla. Puede reemplazar los guardapolvos siempre que no haya entrado arena en la cremallera. Inspeccione los dientes de la cremallera cuando la dirección esté completamente bloqueada.

Verificar el desgaste

Se debe medir el recorrido del volante haciendo una marca con tiza en el borde y con el dedo, como punto de referencia, controlando el movimiento antes de que las ruedas delanteras se comiencen a mover. Le solicitamos a un tercero que gire la rueda muy lentamente y que se detenga cuando vea que la barra de acoplamiento se mueve. Si el movimiento es mayor a 13 mm (1/2 pulgadas) chequee la holgura en la cremallera de dirección y en los extremos de la barra de acoplamiento. Debería haber muy poca holgura en un sistema de cremallera de dirección. No debería ser posible mover la llanta de 38 cm (15 pulgadas) de diámetro más de 1,3 cm (1/2 pulgada) sin que las ruedas delanteras se muevan.

tecnica-2018-03-30-control-de-la-direccion-de-cremallera-y-el-pinon-02

Si la holgura es mayor a ésta, revise todas las otras juntas de la dirección. Asegúrese de que la cremallera esté bien asegurada al probar sus pernos de sujeción. Chequee la cremallera colocándose donde pueda ver una de las barras de acoplamiento. Para realizarlo es posible que se tenga que ir por debajo del auto, el cual debe tener su peso sobre las ruedas delanteras (éstas apuntando hacia adelante).
Se le pide a otra persona que ingrese en el auto y marque el borde del volante para saber hasta qué punto se mueve.
Luego le ordenamos que mueva la rueda muy lentamente. Cuando la barra de acoplamiento se mueva le indicamos que se detenga. Si la rueda se ha movido más de la distancia permitida, la cremallera necesitará un ajuste o reemplazo. También debemos controlar el desgaste del rulemán de dirección de piñón. Para realizarlo, se agarra el eje de la columna de dirección e intente moverlo hacia dentro, fuera y de lado. Si la junta estriada que va hacia el eje de dirección se mueve, apriete el perno sujetador. Veamos que el borde de la junta -en la tapa de dirección de piñón- no esté dañado y que los pernos de la tapa de retención estén apretados.

Control de guardapolvos

Una pérdida de aceite se puede deber a una abrazadera suelta o a que ésta haya movido al guardapolvos. La goma se puede dañar y es recomendable revisar todo el guardapolvos. Dependiendo del diseño de su auto, es posible que tengamos que elevar el auto o incluso retirar las ruedas delanteras para inspeccionar los Guardapolvos. Usemos un espejo chico y una linterna para inspeccionar las partes que son difíciles de ver. No giremos rápido el volante cuando el auto no esté sobre sus ruedas. El aumento de presión puede reventar los guardapolvos.
Limpiemos bien los guardapolvos, y controlemos que el guardapolvos no esté torcido. Pidámosle a alguien que gire el volante lentamente para ver si alguno se tuerce. De ver alguno torcido aflojemos la abrazadera interna del guardapolvos, enderecémoslo y vuelva a ajustar la abrazadera. Si es una abrazadera de alambre, reemplácela con una nueva pero de atornillar.

tecnica-2018-03-30-control-de-la-direccion-de-cremallera-y-el-pinon-03

No alteremos la posición del extremo exterior del, guardapolvos que debe ser exacta para evitar el estiramiento excesivo. Las abrazaderas deberían estar apretadas y en posición correcta.
Examinemos las abrazaderas para verificar que estén bien apretadas (pero no tanto como para cortar la goma). Verifiquemos también de que estén en el lugar correcto y que no se encuentren muy corroídas. Las abrazaderas oxidadas deberían ser cambiadas.
Miremos con atención y comprobemos que no haya ninguna grieta o raspón.
Las grietas son más comunes en las partes superiores, bordes y extremos. Apretemos el guardapolvos con los dedos. Luego pidámosle a alguien que gire despacio el volante mientras busca grietas que se puedan abrir. Apretemos el guardapolvos para ver las grietas. Incluso la grieta más chica puede dejar que entre arena y permitir la pérdida de aceite. Tan pronto como sea posible, cambiemos el guardapolvos e inspeccionemos a fondo la rótula interna de la barra de acoplamiento.

tecnica-2018-03-30-control-de-la-direccion-de-cremallera-y-el-pinon-04

tecnica-2018-03-30-control-de-la-direccion-de-cremallera-y-el-pinon-05

Por Rogelio Dell’acqua

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!