Suspensión y Amortiguación

VISTAS 144


Tecnología / Suspensión

Suspensión y Amortiguación


2018-07-12-suspension-y-amortiguacion-01

Esquemas de las suspensiones delantera y trasera, para esta SUV. Mercedes Benz-GKL Class


Respecto a la suspensión trasera y al eje, o a los ejes rígidos, se dice que los ejes o las suspensiones “multilink” o multibrazos son el resultado de técnicas de diseño avanzadas. Estas son construídas para equipar a vehículos destinados a las exigencias, sobre la base de la calidad de las prestaciones, tanto en el terreno del comportamiento rutero, como en aquel del confort.

Por el contrario, podríamos decir que lo opuesto es el uso del denominado eje rígido. En realidad, históricamente, estos ejes fueron los primeros en ser montados sobre vehículos motorizados, pero el progreso técnico se fue dando y dichos ejes fueron siendo reemplazados progresivamente por sistemas de ruedas independientes, y solo quedan algunas aplicaciones específicas.

Como es sabido, los ejes rígidos denominados puros, poseen las ventajas de: capacidad de carga y robustéz, y los inconvenientes de: falta de guía, de trazado, dependencia rueda derecha/rueda izquierda dimensiones (volumen dinámico), y manifestación de vibraciones (sin filtrar).

En cuanto a la evolución del eje rígido, la búsqueda de mejoras en las prestaciones del mismo, condujo a desarrollar numerosas variantes, entre las que se enumeran.

1. El dispositivo de barra Panhard.
2. El dispositivo de guía por triángulo.
3. El paralelogramo de Watt.

El caso de la barra Panhard, consiste en agregar una barra trasversal solidaria a uno de los extremos del eje, y el otro extremo al chasis.
En el otro caso, se asegura la guía transversal gracias a un triángulo, en donde el vértice es solidario al eje, y la base solidaria al chasis.


2018-07-12-suspension-y-amortiguacion-02

Suspensión trasera por eje rígido, con resortes y barra de torsión, del tipo multidireccional con soportes que permiten por diferentes elasticidades, que el eje posterior se “acomode”. – Peugeot.


2018-07-12-suspension-y-amortiguacion-03

Esquema de un eje rígido, guiado por una barra Panhard (1).


2018-07-12-suspension-y-amortiguacion-04

Esquema de un eje rígido, guiado por un triángulo: 1 triángulo 2 rótula


2018-07-12-suspension-y-amortiguacion-05

Esquema de un eje rígido, guiado por un dispositivo deWatt: 1- brazo superior 2- brazo inferior 3- componentes de unión.


El dispositivo de Watt posee tres componentes: dos barras paralelas y un componente de unión intermedio, para formar un paralelogramo articulado.

Sabemos que la situación del tren trasero, en la actualidad, es diferente totalmente, a pesar de que aún existen vehículos –los menos- que usan suspensión por eje rígido. Hay suspensiones de ese tipo, plenamente logradas y con condiciones de estabilidad de marcha realmente buenas. Cabe puntualizar que, por muy bien ejecutada que este la suspensión por eje rígido, no llega a lograr un comportamiento comparable a las suspensiones de ruedas independientes.

Es especialmente en los modelos con tracción trasera, donde las ventajas de la suspensión trasera independiente, quedan claramente confirmados. La disminución del peso no suspendido, da dos ventajas importantes, por un parte una mayor adherencia de las ruedas con el suelo, al disminuir la inercia de los movimientos de la suspensión y en consecuencia, el riesgo de que el neumático pierda momentáneamente contacto con el piso.

En segundo lugar, la suspensión es más sensible, y se comporta de un modo más elástico, absorbiendo mejor las irregularidades del terreno, lo que se traduce en una mejora del confort.

Los dispositivos de suspensión trasera, usados en suspensiones de tipo convencional, es decir, con elementos elásticos de acero, ya sean resortes, elásticos o barras de torsión, se pueden clasificar en tres grandes grupos:
• Sistemas de eje rígido.
• Dispositivos de brazos independientes.
• Suspensiones por puente De Dion.

De los tres sistemas, el más moderno, y a la vez el que se presenta en una mayor cantidad de variantes es el de brazos independientes. No obstante, las otras dos soluciones, siguen equipando a un considerable número de modelos y están todavía en vigencia.

Respecto a los componentes auxiliares, al igual que en caso de la suspensión delantera, el tren trasero además de lo elementos elásticos y de los amortiguadores, necesitas de ciertos elementos auxiliares para mejorar la estabilidad del vehículo, y limitar su balanceo en curvas o bien, en los vehículos con tracción trasera, para controlar el movimiento y las reacciones del conjunto del tren trasero.

Para evitar el excesivo balanceo o inclinación, de la carrocería en las curvas, se usan las denominadas barras estabilizados o antibalanceo, cuyo afecto no es otro que aumentar la rigidez de balanceo del vehículo, tendiendo a mantenerlo horizontal.


2018-07-12-suspension-y-amortiguacion-06

Suspensión trasera tipo McPherson, con brazos longitudinales oscilantes fijos en dos puntos, brazos reactores y barra estabilizadora con resortes y amortiguadores.


Una barra estabilizadora, no es más que una gruesa varilla de acero de alta resistencia a la torsión, convenientemente instalada transversalmente sobre los órganos de la suspensión, para oponer resistencia –su propia torsión- a la tendencia de la carrocería a inclinarse, ya se caen la curvas, como consecuencia de fuertes vientos laterales, o bien por las irregularidades del camino.

En las suspensiones independientes, la barra estabilizadora une a las dos ruedas correspondientes a un mismo eje, de modo tal que ambas quedan así ligadas a través de una unión, cuya flexibilidad resulta controlada por la propia resistencia a la torsión de la barra. Cuando al tomar una curva, la carrocería por efecto de la fuerza centrífuga, tiende a inclinarse hacia fuera, la rueda exterior comprime a los componentes de la suspensión y la interior los descarga.

La barra estabilizadora, que une ambas ruedas se opone a este desplazamiento opuesto de cada rueda, de modo que cuando la rueda exterior se recarga y comprime los componentes de la suspensión , la barra tira, actúa sobre la otra rueda tendiendo también a comprimir los elementos de suspensión de esta última rueda.

Estas tensiones tienen el efecto de equilibrar la carrocería, reduciendo su inclinación tanto más cuanto mayor sea la rigidez de la barra antibalanceo o estabilizadora. Aparte de su efecto antibalanceo, la barra se comporta como un elemento corrector de las características de estabilidad de marcha del vehículo, pudiendo llegar a modificar completamente su comportamiento en curva.


2018-07-12-suspension-y-amortiguacion-07


Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!