Todo sobre Estaciones de Servicios

Pagan con dólares falsos en varias estaciones de servicio

VISTAS 1185 / COMPARTIR


ea-51-pagan-con-dolares-falsos-en-varias-estaciones-de-servicio-thumb

Esta forma de delinquir se ha hecho muy común últimamente en Estaciones de Servicio de las provincias de Chaco, Entre Ríos, Corrientes y Misiones.

También se produjeron casos en Córdoba y en la Provincia de Buenos Aires.

Por ejemplo en Entre Ríos, los estafadores, abonaron con dólares falsos en una Estación por la mañana, y luego por la tarde, hicieron lo propio en otra Estación de servicio, propiedad de los mismos dueños que la anterior. Allí, pagaron el gasto de combustible con 500 dólares, situación que originó las sospechas de los trabajadores al tener conocimiento de la situación anterior.

Es por eso que ante cualquier duda, tomemos los recaudos del caso para evitar dolores de cabeza.

Cómo detectar dólares falsos

Si nos encontramos con un billete dólar, y dudamos de su autenticidad, conviene seguir estos pasos para comprobarla.

Método 1 de 3:

Reconociendo billetes falsos con el tacto

1 Sentir la textura del papel.

A menudo, los billetes falsos se sienten, sin lugar a dudas, diferentes del dinero auténtico. Los billetes auténticos están hechos de fibras de algodón y lino. Este material se distingue significativamente del papel normal, el cual proviene de los árboles. El dinero real está hecho para ser más duradero y se debería sentir como nuevo, a pesar del paso del tiempo; el papel normal se rompe y se suaviza con el uso. El papel que se usa en la impresión de billetes no se vende comercialmente. Asimismo, la composición del papel y de la tinta es confidencial. Puesto que el papel auténtico es más difícil de adquirir, esto le dará al dinero real una sensación evidentemente diferente. Aún si no tienes mucha experiencia en identificar billetes falsos, deberías darte cuenta de la clara diferencia en la textura.

Los billetes verdaderos tienen un ligero relieve que se elabora en el proceso de impresión calcográfica. Deberías pod9er sentir la textura de la tinta, especialmente si manipulas un billete nuevo de un dólar. Pasar la uña sobre el marco del retrato del billete. Se deberían sentir rugosidades peculiares; las impresoras no pueden reproducir estas rugosidades.

Anuncio

2 Prestar atención al grosor del billete.

El billete verdadero es más delgado que el falso. El proceso de creación del dinero involucra la aplicación de miles de kilos de presión durante el proceso de impresión. Como resultado, el billete debería sentirse más delgado y fino que el papel regular

La única opción disponible para la mayoría de falsificadores es usar papel de tela delgado, el cual se puede comprar en la mayoría de tiendas de artículos de oficina. A pesar de esto, este papel se debería sentir más grueso que un billete verdadero.

3 Comparar el billete con otro de la misma denominación y serie.

Diferentes denominaciones se verán distintas, por esta razón, conseguir un billete de la misma cantidad.

Si se sospecha de la calidad del billete, compararlo con otro billete que sabemos que es verdadero para que podamos ver la diferencia. Todas las denominaciones, a excepción de los de US$ 1 y US$ 2, han sido rediseñadas al menos una vez desde 1990; por esta razón, es mejor comparar el billete sospechoso con uno de la misma serie o fecha.

Si bien la apariencia del dinero ha cambiado con el paso de los años, la sensación distintiva prácticamente no ha variado. La sensación de un billete hecho hace 50 años es similar a la de un dólar nuevo actual.

Anuncio

Método 2 de 3: Reconociendo billetes falsos con la vista

1 Revisar la calidad de impresión.

Los billetes falsos suelen ser relativamente planos y carecen de detalles. Debido a que la elaboración de billetes verdaderos involucra métodos de impresión desconocidos y, por lo tanto, extremadamente de reproducir, los falsificadores a menudo se ven obligados a improvisar.

Para imprimir dólares verdaderos, se usan técnicas que la impresión convencional y digital no pueden reproducir; este tipo de impresiones son las herramientas más populares usadas por los falsificadores. Buscar áreas borrosas, especialmente en los finos detalles, como por ejemplo, cerca de los bordes.

Buscar fibras coloreadas en el papel. Todos los dólares tienen incrustadas pequeñas fibras de color rojo y azul. A veces, los falsificadores tratan de reproducir estas pequeñas fibras, pintándolas o dibujándolas sobre el papel. Como resultado, las fibras rojas y azules parecerán estar impresas en el papel, en lugar de ser parte del papel en sí.

2 Revisar los bordes.

El borde exterior de un billete de verdadero debería estar “limpio e intacto”, de acuerdo con los funcionarios del Servicio Secreto de los Estados Unidos. En los sellos de la Reserva Federal y del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, los puntos de los bordes deben ser nítidos y estar bien definidos en los billetes verdaderos. Los sellos en un billete falso a menudo tendrán puntos desiguales, regulares o rotos. Buscar tinta corrida. Debido a la diferencia entre los métodos de impresión utilizados en billetes verdaderos y falsos, la tinta de los bordes a veces puede correrse en un billete falso

3 Observar el retrato.

Mirar el dibujo del personaje en el billete. Existen algunas discrepancias específicas que te dirán si el billete es verdadero o falso. En los billetes verdaderos, los retratos son nítidos y contienen detalles muy finos, mientras que en los billetes falsos, los retratos pueden parecer borrosos, opacos y planos.

En un billete verdadero, el retrato tiende a sobresalir del fondo. En billetes falsos, el color del retrato tiende a combinarse mucho con el billete. Usar una lupa para observar más de cerca el borde del retrato. Debería aparecer la siguiente frase: “THE UNITED STATES OF AMERICA”, y ésta debería repetirse a lo largo de los bordes del retrato. A simple vista, se verá como una línea sólida. Esta característica es especialmente difícil de reproducir usando máquinas fotocopiadoras de oficina o impresoras, debido a su tamaño y a sus detalles.[3]

4 Examinar los números de serie.

Debería haber dos números de serie ubicados en la cara del billete, en ambos lados del retrato. Revisar el billete con mucho cuidado y asegurarse que los números de serie concuerden. Revisar el color de los números de serie en el billete y compararlo con el color del sello del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Si no concuerdan, es probable que el billete sea falso.

Los billetes falsos tienen números de serieficar que los números de serie sean los mismos en todos los billetes. Los falsificadores a menudo se olvidan de cambiar los números de serie en los billetes falsos. Si son los mismos, entonces son billetes falsos

Anuncio

Método 3 de 3: Observando las características de seguridad

1 Sostener el billete y exponerlo a la luz.

Para todos los billetes, a excepción de los de US$ 1 y US$ 2, debería haber un hilo de seguridad (una tira de plástico) que va desde la parte superior hasta la parte inferior del billete. El hilo está incrustado en el billete (pero no está impreso sobre este) y se encuentra en posición vertical desde el área nítida hacia el lado izquierdo del sello de la Reserva Federal de los Estados Unidos. En los billetes verdaderos, esto se podría ver fácilmente al exponer el billete a una fuente de luz. ]

La impresión debería decir “USA” y debería seguirle la denominación del billete, la cual se encuentra deletreada para los billetes de US$ 10 y US$ 20, pero presente en números para los billetes de US$ 5, US$ 50 y US$ 100. Estos hilos se colocan en diferentes lugares en cada denominación para prevenir que los billetes de baja denominación se blanqueen y se reimpriman con denominaciones más altas.

Se debería poder leer las inscripciones, tanto en el anverso como en el reverso del billete. Asimismo, deberían ser visibles solamente si es que se el billete se expone a una fuente de luz.

2 Usar una luz ultravioleta (oscura) para ver los hilos de seguridad.

Las tiras de plástico en billetes de alta denominación deberían irradiar un color específico. Los billetes de US$ 5 deberían irradiar un color azul; los billetes de US$ 10, naranja; los de US$ 20, verde; los de US$ 50, amarillo; y los de US$ 100, rosado.

Si tu billete se permanece blanco, aun exponiéndolo a la luz oscura, es probable que sea falso.

3 Verificar que el billete tenga marcas de agua.

Usar luz natural para ver si el billete tiene la imagen de una persona, cuyo retrato está en el mismo billete. Sostener el billete y exponerlo a la luz para revisar la marca de agua. Una marca de agua, que muestra la imagen de la persona cuyo retrato está el mismo billete, puede encontrarse en todos los billetes de US$ 10, US$ 20, US$ 50 y US$ 100 de la serie de 1996 en adelante, y en los billetes de US$ 5 de la serie de 1999 en adelante. La marca de agua está incrustada en el papel, al lado derecho del retrato y esta debería verse por ambos lados del billete.

4 Inclinar el billete para examinar la tinta ópticamente variable.

La tinta ópticamente variable es una tinta que parece cambiar de color cuando el billete se inclina. La tinta ópticamente variable puede encontrarse en billetes de US$ 100, US$ 50 y US$ 20 de la serie de 1996 en adelante, y en los billetes de US$ 10 de la serie de 1999 en adelante. Los billetes de US$ 5 y de otras denominaciones bajas aún no tienen esta característica. El color originalmente parecía cambiar de verde al negro, pero en los billetes rediseñados recientemente, cambia del color cobre al verde.

5 Examinar las microimpresiones.

Esto incluye pequeñas palabras o números que difícilmente se pueden ver a simple vista y no pueden leerse en una lupa. A partir de la década de 1990, se añadieron impresiones muy pequeñas en ciertos lugares (los cuales han sido periódicamente cambiadas desde entonces) en billetes de US$ 5 y en billetes de denominaciones más altas. No importa su ubicación específica. Los billetes falsos por lo general no tienen estas microimpresiones, ya que en son difíciles de reproducir. Las falsificaciones tienden a tener letras o números borrosos. En un billete verdadero, las microimpresiones son nítidas y claras.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño