Todo sobre Estaciones de Servicios

Instructivo Verisym: Sistema de telemedición de tanques


Cuando una Estación de Servicio no posee sistema de telemedición de tanques, indefectiblemente, debe utilizar al viejo método de "varillado", mediante una regla calibrada que mide el volumen de combustible existente dentro del tanque.



VERISYM nos asesora:

COMO HACERLO

a) Introducir cuidadosamente en el tanque la varilla de medida, conservándola en posición vertical hasta que toque el fondo del mismo. Debe entrase en el mismo punto cada vez que se toma una lectura.
b) Para evitar problemas de capilaridad no se debe dejar que la regla se ponga en contacto con el combustible por más de 2 o 3 segundos.


c) Retirar la regla en forma rápida, si se leen niveles de combustible o lentamente si la lectura es de niveles de agua en el tanque.
d) Cada vez que se introduce en el tanque, la varilla debe estar seca.
e) Las lecturas deben realizarse con exactitud, así que lo ideal es tomar varias veces la misma lectura, para así obtener un promedio de ellas (Dos veces por lo menos).


f) Se deben registrar los niveles de agua en el tanque. En éste caso se aplica la pasta para detección de agua en la parte final de la regla, aproximadamente en los últimos 15 cm. Al entrar en contacto con el agua la pasta cambia de color y registra el nivel de agua.
g) De existir un nivel de agua en el tanque, éste debe descontarse del nivel de combustible que se ha registrado en las lecturas.



INVENTARIO DEL COMBUSTIBLE RECIBIDO

Con el fin de llevar un correcto inventario de combustible, se debe además, determinar la cantidad de combustible que se ha adicionado al tanque. En algunos casos esta cantidad puede determinarse con las facturas u órdenes de suministro; sin embargo, en la mayoría de las Estaciones de Servicio, los pedidos de combustible se realizan para la Estación en su totalidad, y no para cada uno de los tanques, lo que dificulta conocer la cantidad exacta que se le adiciona.

En estos casos se debe determinar la cantidad de combustible suministrado usando la lectura con vara de medida para niveles de combustible, antes y después de las operaciones de llenado; el aforo después del llenado del tanque, debe hacerse una vez ha transcurrido un tiempo prudencial (media hora) para evitar que cambios en la temperatura del combustible o la inestabilidad del nivel interfieran con la lectura tomada.

Estas dos lecturas son indispensables para determinar con precisión si existen o no pérdidas de combustible.

INFORME PDF

Fuente: VERISYM

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!