Todo sobre el mercado de motovehículos

Cuando en la moto van dos

Cuando en la moto van dos

Al llevar un acompañante en la moto hay que extremar las medidas de precaución, no solo porque se es responsable de otra persona, sino porque el vehículo se comportará de manera diferente.

Se debe tener en cuenta que el peso total (moto+pasajeros) aumenta en casi un 30%, y está mayoritariamente cargado sobre la rueda trasera. Como primera consecuencia, la suspensión trasera se hunde más, mientras que la horquilla se lanza hacia adelante. Así, la moto pierde agilidad y la mayor inercia hace que los cambios de dirección sean indefectiblemente más lentos. También es probable que los estribos rocen la superficie en curvas o pozos; mientras que las referencias de frenado inevitablemente se van a alargar.



Como es de esperar, los neumáticos reciben más carga, por lo que su trabajo se esfuerza y sus prestaciones decaen, especialmente en la recuperación de cambios a alta velocidad.

Para no correr riesgos innecesarios:

- evitar las aceleraciones bruscas
- medir bien los tiempos y distancias de frenado
- extremar los cuidados en los cambios de dirección



Por último, se debe tener precaución en los sobrepasos sin reducción de marchas, ya que puede faltar potencia para concretar la maniobra y el rendimiento en revoluciones puede llegar al límite.

Fuente: La moto

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!