Todo sobre el mercado de motovehículos

Sistema de control de presión de los neumáticos en marcha


El control de presión de los neumáticos es un práctico dispositivo que existe en motos desde hace dos décadas y se encarga de supervisar electrónicamente y de manera constante la presión en las dos ruedas mediante sensores. El ordenador de a bordo permite consultar la presión en el display de la instrumentación, verificando si está correcta o es necesario parar a inflar. Marcas como BMW o Triumph disponen de este sistema en sus opciones de fábrica y también hay accesorios universales para la mayoría de motos del mercado.



Proporciona actualizaciones en tiempo real, evitando toparnos con un área de servicio que tenga el inflador roto, que sólo esté pensado para coches o, directamente, ensuciarnos las manos. Los sensores de radiofrecuencia, ubicados en las válvulas de inflado y ocultos tras las llantas, proporcionan los datos necesarios. En cuanto se detecta una desviación significativa de los valores especificados, la función de advertencia enciende un testigo amarillo o rojo que indica la pérdida de presión. También salta cuando la presión continúa dentro del intervalo de seguridad pero desciende con rapidez o cuando el sensor falla.



Un aspecto a tener en cuenta es que la presión de los neumáticos depende también de la temperatura de estos. Cuando aumenta la temperatura de los neumáticos (debido a la exposición a la luz solar, al tipo de superficie o a la conducción realizada), se incrementa la presión de llenado. La presión puede caer al disminuir la temperatura del neumático, por ello, también es preciso comprobar la presión de los neumáticos a intervalos regulares y con neumáticos fríos.

Fuente: Soy motero

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!