El mercado automotriz en primer plano.

Se declaró en quiebra la empresa de turbos Garrett


Garrett, un gran referente en tecnología diferenciada, que ha prestado servicio a clientes de todo el mundo durante más de 65 años con soluciones de mejora de rendimiento y reemplazo de vehículos de pasajeros, vehículos comerciales y posventa, se declaró en quiebra. Así la firma suiza apunta a cuidar el negocio severamente comprometido por la situación de crisis que generó el Covid-19. Cabe destacar que esto sucede a dos años de haberse independizado Garrett de otro "Grande" del rubro, como lo es Honeywell.

Pero de seguro que el Coronavirus le dio el empujón final, porque Garrett ya venía con una situación compleja a cuestas que data de unos años atrás, cuando Honeywell fue demanda por personas que se expusieron a piezas compuestas por un material altamente cancerígeno como lo es el asbesto.



Es así que tanto Honeywell como Garrett, no tuvieron más remedio que afrontar las indemnizaciones generadas por este gran problema, hecho éste que continuó para Garrett aun cuando estaba ya independizada. El año pasado, Garrett demandó a Honeywell, tratando de llegar a un acuerdo al despegarse de tan costosos cargos, y más teniendo en cuenta que tras la separación, seguiría el vínculo entre las firmas por 30 años más.



Garrett está buscando venderse en la Bolsa por cerca de USD 2.1 billones, y ya tendría una compradora, KPS Capital Partners, LP ("KPS"), quien anunció que, a través de una filial recientemente constituida, ha celebrado un acuerdo de compra de acciones y activos con Garrett Motion Inc.

Por David Gil
Fuente: Garrett Motion Inc // KPS Capital Partners

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!