El mercado automotriz en primer plano.

SKF y el Sistema de Propulsión Eléctrico


El sistema de propulsión automotriz se encuentra en un estado de transición. Si bien los equipos de ingeniería se apresuran por desarrollar nuevos vehículos eléctricos y estructuras híbridas, también deben seguir aumentando cada onza de eficiencia de los motores de combustión interna y los diseños de transmisión. Esta estrategia de desarrollo de varias líneas tiene muchos kilómetros por recorrer.

Aunque los gobiernos de todo el mundo anuncian planes para eliminar gradualmente los motores de gasolina y diésel en las próximas décadas, se espera que los motores de combustión, combinados con diferentes niveles de hibridación, sigan representando más del 90% del mercado mundial de automóviles de pasajeros, por lo menos, hasta mediados de la próxima década.

SKF ha participado en el diseño de rodamientos y otros componentes para aplicaciones automotrices desde la primera revolución automotriz. Actualmente, la empresa está desarrollando y probando nuevas soluciones que reducen la fricción para mejorar la eficiencia del motor, el consumo de combustible y las emisiones.

En concreto, los trabajos recientes se han centrado en soluciones novedosas que satisfacen las necesidades de los clientes en aplicaciones de árbol de levas y ejes de equilibrado.

Al trabajar con importantes fabricantes de equipos originales europeos, por ejemplo, SKF ayudó a crear un nuevo paquete de rodamientos que reduce significativamente las pérdidas por fricción en una aplicación de eje de equilibrado.

La nueva solución permitió al fabricante sustituir sus rodamientos de muñón tradicionales por rodamientos SKF. Ese cambio ha reducido la fricción del sistema de propulsión y las emisiones de CO2 en más de 1%. SKF también ayuda a los fabricantes a optimizar los procesos de embalaje y montaje de componentes. En esta aplicación, se utilizó un tratamiento térmico de carbonitrurado para aumentar la resistencia a la fatiga de la subsuperficie de los rodamientos, lo que permite obtener una vida útil más larga sin aumentar el tamaño de los rodamientos.

Una parte importante del trabajo de desarrollo de SKF en aplicaciones de este tipo es el uso de un software de simulación avanzado y de propiedad exclusiva, que permite optimizar el diseño de los componentes de los rodamientos. La empresa sigue desarrollando métodos informáticos para el cálculo de la vida útil de los rodamientos y la simulación dinámica avanzada para predecir el comportamiento de los componentes de los rodamientos dentro de los sistemas de propulsión.

Durante el proceso de desarrollo, las soluciones también pueden ser validadas mediante pruebas físicas para determinar la vida útil de los rodamientos en diferentes condiciones de lubricación, contaminación y fricción, así como las características de ruido y vibración.

Los próximos años pueden convertirse en el período más dinámico y desafiante en décadas para la ingeniería de sistemas de propulsión automotrices. Con una experiencia líder en la industria en ciencia de materiales, análisis, diseño y pruebas de componentes, SKF trabaja con empresas de todo el sector para resolver problemas, desarrollar soluciones innovadoras y superar los límites de rendimiento, eficiencia y confiabilidad.

Fuente: Sobreruedas

Para más información, escribinos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!