El mercado automotriz en primer plano.

La estación de carga eléctrica más grande del mundo de Tesla y los Robots cargadores de Volkswagen


China es un territorio importante para Tesla. Es el hogar de su Gigafactory 3, uno de sus centros de diseño y, ahora, lugar donde se encuentra la mayor Estación de Supercargadores hasta la fecha. Shanghai ha sido el lugar en el que se encuentra esta red.

Se encuentra en el parking del JingAn International Center y alberga un total de 72 puestos de carga. 

Ya a principios de diciembre Tesla puso en marcha 29 Supercargadores en un día, varios de ellos V3, cargadores capaces de recargar hasta 120 kilómetros de autonomía en tan solo cinco minutos.

En el pasado, hay quien cargaba su coche de otra marca en los supercargadores, pero la compañía puso rápida solución a esto. No obstante, Musk aseguró hace apenas una semana que los cargadores de Tesla son accesibles a los coches de otros fabricantes, aunque sin dar detalles de qué acuerdos hay con otros fabricantes.

Queda por ver cómo sigue esta expansión de Supercargadores en territorio europeo, donde ya se empezaron a ver alternativas como Wallbox y donde el paso a la electrificación, tras las duras medidas contra la gasolina y el diésel, cobra cada vez más fuerza, informó Xataka.

Cargadores que caminan
La idea de Volkswagen es proporcionar unos cargadores que se puedan mover libremente por un espacio para llegar al vehículo que se desea cargar. Con esto no hay que llevar el coche a un espacio pequeño y limitado, sino simplemente estacionarlo con la seguridad de que va a ser cargado por un robot completamente autónomo. Ahora Volkswagen mostró un prototipo de cómo quiere que sea este cargador-robot.

Robot cargadores de Volkswagen

Hay una serie de elementos que destacan del cargador de coches eléctricos de Volkswagen, como el hecho de que se desplazan libremente gracias al uso de unas ruedas. Esto significa que el cargador tarde o temprano también tiene que cargar su batería para poder cargar más vehículos. Por otra parte hay unos ojos que no parecen aportar mucho más aparte de humanizar al cargador.

Aunque sin duda lo más interesante es el brazo articulado que ha colocado Volkswagen para conectarse a los vehículos. El cargador de forma totalmente autónoma encuentra el coche, su enchufe y se conecta para proporcionarle energía mediante este brazo.

Fuente: Economía Sustentable

Para más información, escribinos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!