El mercado automotriz en primer plano.

La Ferrari 599 GTB Fiorano

VISTAS 70 / COMPARTIR


Por Nuvolari Enzo

Sin duda, la 599 GTB es el último modelo de una gama Ferrari renovada absolutamente, equipada con motor V12 a 65 grados y 6 litros de cilindrada, desarrolla una potencia máxima de 620 CV. Esto hace posible que la 599 GTB Fiorano tenga una velocidad máxima de 330 km/h, y su aceleración de 0 a 100 km/h se concrete en 3 segundos y 7 décimas. Como lo mencionáramos oportunamente, este modelo es una novedad del 2006, y, con esta GTB, Ferrari se prepara para golpear fuertemente.

2019-07-12-la-ferrari-599-gtb-fiorano-01

Como una continuación del eterno modelo Maranello, la casa del Cavallino retoma el motor V12 —dispuesto adelante— con la caja de velocidades trasera. La cilindrada total del motor de 12 cilindros en V, es de 5.999 cm3 (de allí su denominación 599), y deriva del motor del modelo Enzo. En la parte delantera, su “capot inflado” y las múltiples tomas de aire, demarcan su carácter violento. Desde el punto de vista estético, es parecido al modelo Scaglietti pero más “trunco”.

Las grandes puertas, los incisivos trazos de la línea del techo, y el diseño agresivo de la trompa le dan una personalidad inédita y agresiva, todo responsabilidad de Pininfarina. La luneta trasera bombé, es custodiada por dos grandes montantes, cosa que le da una seducción muy especial. Con respecto al funcionamiento, la 599 GTB arranca con una suavidad sobresaliente. La progresividad del embrague y del comando de la caja de velocidades F1 no presenta ninguna duda. Volviendo al propulsor V12, en bajos e intermedios regímenes, el modelo Fiorano se comporta como una gran berlina “automática”.

En lo que respecta a la sonoridad del motor —generación de ruidos— la rumorosidad es normal, en especial la mecánica, sobresaliendo los sonidos genuinos resultantes del diseño. En el sistema de distribución, se usa —en los cuatro árboles de levas a la cabeza— igual cantidad de “variadores de fase”, que regulan en función del estado de carga y del régimen del motor, la posición de dichos árboles (distribución variable) para lograr mayor potencia y par motor, en distintos regímenes del motor. Con respecto a la transmisión, se usa una caja de velocidades denominada F1 Superfast que es la evolución de las cajas de velocidades usadas en otros modelos.

Con esta transmisión, es posible contar con una gama mayor, para el uso deportivo, ya que el pasaje de marchas —ascendentes o descendentes— es más rápido que en los modelos anteriores. Es posible seleccionar la operación en forma “automática” totalmente, o pasar los cambios con las “pequeñas palancas” o paletas ubicadas detrás del volante. Con el fin de favorecer la conducción, se utiliza el sistema “F1 Trac”, que mejora la tenida del automóvil en curva, ofreciendo una mayor estabilidad y seguridad.

2019-07-12-la-ferrari-599-gtb-fiorano-02

El mismo controla la velocidad de las ruedas delanteras y traseras, evaluando la adherencia que está disponible y corrigiendo por medio de la potencia del motor. Las suspensiones son controladas — magneto/reológicas— y desarrolladas junto con la firma Delphi. La rigidez de los amortiguadores, se da en función del estado del piso o del suelo (superficie), y de las exigencias del conductor. La viscosidad del fluido de los amortiguadores es modificada por medio de un campo magnético controlado electrónicamente (reología modificable).

En el volante de dirección, a semejanza de los de F1, existe el “manettino” que controla los sistemas F1 Trac, F1 Superfast, y las suspensiones SCM, cosa que posibilita regular la dinámica del automóvil de acuerdo a las condiciones de adherencia y de conducción. En el tablero de instrumentos, existe una pantalla de información múltiple, que brinda los datos de acuerdo a la posición del denominado “manettino” (tiempos utilizados en recorridos, presión y temperatura de los neumáticos, computadora de abordo). Con una tecnología excelente, con prestaciones propias de un “pura sangre”, y con una carrocería que es la esencia viva del diseño del “Cavallino”, se prepara para la conquista del mercado a través de su modelo “tope”.

En cuanto a las características del motor en sí, el mismo es de 12 cilindros en V a 65 grados, 4 válvulas por cilindro, doble árbol de levas por banco de cilindros (con distribución variable). Su cilindrada es de 5.999 cm3, su potencia es de 620 CV a 7.600 rpm, el par motor es de 62 mkg a 5.600 rpm. Este propulsor está posicionado en la parte central delantera. La tracción es trasera, la caja de velocidades es semiautomática de 6 marchas y marcha atrás.

La transmisión por diferencial autobloqueante, de serie, más control antipatinamiento y control de estabilidad. La dirección es por piñón/cremallera, los frenos a disco en las 4 ruedas son ventilados, con servo freno y dispositivo F1 trac del control estable y de tracción CST. Las llantas son de aleación liviana, y los neumáticos delanteros son 245/40.19”, y los traseros son 305/35 ZR 20”. La velocidad máxima es de 330 km/h, y la aceleración de 0 a 100 km/h se cumple en 3 segundos 7 décimas. Se calcula que el consumo de combustible (Euromix) circuito mixto, es de 21,3 litros cada 100 km. La Ferrari 599 GTB Fiorano, es muy superior en eficacia a la anterior 575 M y su desarrollo mecánico es sobresaliente.

Solicitar más información sobre este producto
Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño