El mercado automotriz en primer plano.

Un V8 de gasolina convertido en un V8 eléctrico

VISTAS 503

Un V8 de gasolina convertido en un V8 eléctrico

Electric GT presentó el motor eléctrico e-Crate, un sistema para la conversión de vehículos de combustión a eléctricos, que se vende totalmente ensamblado y listo para su montaje.
Según la empresa, con el manual de instalación completo que se incluye y el soporte técnico que ofrece para el proceso de instalación solo requiere los conocimientos de un mecánico generalista.

Tres años atrás, una pequeña empresa llamada Electric GT (EGT) dirigida por Eric Hutchison se propuso como objetivo utilizar todo el potencial de la electrificación para incluirlo en un automóvil icónico. Y de ahí surgió la conversión de un Ferrari 308 GTS de 1978. Su motor V8 de 2,9 litros montado en posición central y capaz de generar 280 CV de potencia y 245 Nm de par fue sustituido por tres motores eléctricos AC51 HPEVS con una potencia total de 346 kW (465 CV) y casi 450 Nm de par motor alimentado por 48 baterías de iones de litio.



Luego de esta primera conversión, la empresa cambió su sede y se mudó de San Diego a Chatsworth, en California, donde ha desarrollado el “e-Crate Motor”, un sistema de conversión eléctrica que incluye todo lo necesario para convertir un vehículo de gasolina en uno 100% eléctrico, con excepción de la batería.

Según la empresa sus difieren mucho de otros "kits de conversión eléctrica" que son simplemente un conjunto de piezas y unos esquemas de cableado. EGT promete un sistema prácticamente “plug-and-play” en el que todo está incluido en un bloque similar a un motor de combustión interna. Excepto la batería y el bastidor, sobre el que se monta el motor, este innovador sistema reempaqueta todos los componentes necesarios para la conversión: motor (uno o dos), controlador, cargador, sensores, relés y sistemas informáticos integrados en un único "bloque". Según la empresa el motor Crate está diseñado para ofrecer un alto rendimiento y requerir un mantenimiento prácticamente nulo. A parte, EGT ya ha creado una serie de soportes de montaje y se ofrece para desarrollar otros según las especificaciones personalizadas de sus clientes.



EGT indica que el paquete está "prediseñado, preconstruido y probado", por lo que la instalación requiere tan solo cinco pasos. Atornillar el bloque, instalar el arnés del cableado y el sistema de refrigeración, conectar los cables de alimentación de corriente alterna y continua y dirigir el flujo de la bomba de enfriamiento interna a un intercambiador de calor. Cada motor e-crate viene con un manual de instalación, que se complementa con el soporte técnico que proporciona EGT.

En los 86 centímetros de largo que mide, el motor e-Crate está contenido en un paquete que es aproximadamente 13 centímetros más largo que un V8 pequeño. El sistema EGT de un solo motor estándar genera 104 kW (140 CV) y 325 Nm de par. El sistema de doble motor obtiene 179 kW (240 CV) y 461 Nm.



EGT también ha diseñado un "Tesla Swap" para quien desee una experiencia más emocionante. La unidad de transmisión Tesla solo funciona con vehículos que tienen una suspensión trasera independiente. Ofrece una potencia que va entre 300 y 500 CV y se combina con una transmisión de una sola velocidad y se vende con un bastidor auxiliar que está listo para ser atornillado.

Además de una serie de conversiones de modelos clásicos, la compañía también ha instalado el e-crate en un microbús eléctrico de Volkswagen, el T-20. También está convirtiendo un Toyota FJ40 Land Cruiser de 1970 y, en un futuro, ofrecerá un paquete de conversión para el Ford Bronco.

Por Pablo MCCarthy
Fuente: Híbridos y Eléctricos

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño