El mercado automotriz en primer plano.

Lo barato puede salir muy caro

VISTAS 703


No vamos a decir que desde que “el mundo es mundo” existieron, pero desde que “el vivo es vivo” comenzó la invasión de lo “trucho”, de lo falsificado.
En todos los rubros habidos y por haber existen; y las autopartes y repuestos no se quedan atrás.
Entonces, cómo prevenirnos para no ser engañados a la hora de requerir de un repuesto automotor.
En el mercado de las autopartes, los falsificadores comercializan todo tipo de piezas, generando una estafa para con el Mecánico y su cliente, y perjudicando económicamente a los verdaderos fabricantes. 
Y ni que hablar de las gravísimas consecuencias que pueden generar, ya que ponen en riesgo la seguridad de los automovilistas. 
Por todo esto, no viene mal tomar ciertos recaudos.

2019-08-02-lo-barato-puede-salir-muy-caro-2-02

• Si se encargaron repuestos, las piezas deben llegar en el empaque adecuado, que es enviado en cajas de alta calidad. Se debe corroborar la impresión en la caja y en los materiales interiores.
• Las piezas originales, salvo contadas excepciones, tienen el número de pieza impreso en la caja. Si el número está ausente o pegado con una etiqueta, puede ser un dato de falsedad.
• Se debe observar detenidamente la impresión, tanto en el paquete como en las instrucciones, ya que de haber algún error tipográfico u ortográfico, casi con seguridad, podría tratarse de una pieza falsificada.
• Por lo general, las piezas llegan con sus respectivas instrucciones. Si las mismas están incompletas o incorrectas, o sus diagramas están mal hechos, estamos frente a autopartes falsas.
• Una autoparte auténtica tiene que coincidir perfectamente. Si se tiene la pieza a reemplazar, una buena técnica es compararla con el repuesto nuevo. Es importante que se observen todos los detalles, si los sujetadores coinciden, si el material tiene el mismo peso, para de esa forma, llegar a descartar que sea una pieza falsificada.
• Los riesgos de instalar piezas de baja calidad, van desde la pérdida de confort y rendimiento, hasta menor seguridad al volante, además de la pérdida de la inversión económica. Entonces, ante la duda sobre cómo detectar un repuesto falso, lo fundamental es estar atento a los detalles, ya que a simple vista seguramente no se notan diferencias.
• Otro dato que puede instalar sospechas de la originalidad de un repuesto, es su precio, puesto que si hay mucha diferencia en el monto, la pieza es muy factible que sea falsa. 
En el caso de los repuestos para vehículos, encaja muy bien el dicho “Lo barato sale caro”, y muy caro puede llegar a serlo, tanto para la seguridad del cliente, como para la trayectoria y futuro del Taller Mecánico que colocó esa pieza.
• Son muchas y variadas las autopartes y repuestos que vemos a menudo falsificados; pero en mayor medida, son los filtros de aire, neumáticos, correas, barras de dirección, amortiguadores, parabrisas, pastillas de freno, depósitos para combustible, líquidos y aceites, etc.

2019-08-02-lo-barato-puede-salir-muy-caro-3-03

2019-08-02-lo-barato-puede-salir-muy-caro-4-04

Por David Gil

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño