El mercado automotriz en primer plano.

Los gozos y las sombras de la Industria Automotriz Argentina


La difícil coyuntura económica por la que atraviesa la Argentina, ha puesto a los concesionarios de automóviles en una situación sombría y de incertidumbre.
A partir de la primera gran devaluación (el dólar pasó de 20 a 30 pesos en un mes), los precios aumentaron y las ventas se derrumbaron.

Entonces, al problema de la rentabilidad, se le añadió otro; el exceso de stock de unidades en los concesionarios, representando para ellos un tremendo costo financiero. Hubo quienes dejaron de facturar y otros, incrementaron los precios en hasta un 20%.

Ahora bien, previo a esta semana dramática para nuestro peso, el presidente de la ACARA, Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina, Dante Álvarez, enseñaba las cuatro causas de esta complicada etapa:

2018-09-07-los-gozos-y-las-sombras-de-la-industria-automotriz-argentina-02

1. "La presión impositiva agobiante de parte de provincias que, por maquillar sus propios descalabros fiscales, han incrementado la tasa de Ingresos Brutos y las percepciones de los mismos. El caso más grave es el de la Provincia de Buenos Aires, donde hoy estamos obligados a tributar sobre el monto total de la operación y no sobre nuestro margen comisional como lo indica el Código Civil y Comercial de la Nación, y que ya ha puesto en serio riesgo la supervivencia de los concesionarios bonaerenses".

2. "Los ambiciosos objetivos de ventas de las fábricas que han dado lugar a un festival de promociones y descuentos, erosionando el ingreso real, y han llevado a tener hoy el stock más alto de la historia, con un gran costo financiero por la tenencia de las unidades. Los concesionarios tenemos la necesidad imperiosa de monetizar ese stock de forma urgente porque los pocos márgenes de ganancias de las demás operaciones son absorbidos por el costo financiero".

3. "La falta generalizada de financiación, prácticamente inexistente en el mercado, claramente otra de las causas de la baja que el mercado ha experimentado, que ha pasado de un semestre récord a un mes de julio que cayó fuerte y un agosto que acentúa esa tendencia".

4. "La importancia de seguir trabajando junto a A.D.E.F.A., AFAC, SMATA y las autoridades gubernamentales, para generar las políticas que viabilicen aún más el mercado interno, porque sin mercado interno no hay inversiones, y sin inversiones no hay industria".

A todo esto, nos planteamos casos y variables que nos lleven a definir cómo seguirá el tema de la venta de vehículos.

Se supone que los que se venden en dólares, seguirán con su precio en dólares, y se abonarán con el equivalente en pesos, al valor del día en el que se facture la venta. Marcas como Mercedes-Benz, Audi o BMW, desde ya que se venderán menos, pero no mucho, puesto que el cliente de esas marcas, normalmente cuenta en su haber con los dólares suficientes como para que los “temblores argentinos” no lo afecten en el ritmo de su vida cotidiana.

2018-09-07-los-gozos-y-las-sombras-de-la-industria-automotriz-argentina-03

Duro si será el panorama para los importadores de marcas generalistas, agregando también a todas las nuevas marcas chinas llegadas al país, por ser modelos "extrazona" que se importan de países con los que Argentina no tiene un acuerdo comercial (como sucede con Brasil o México), abonan un 35 % de arancel, y se venden en dólares. No podrán competir en precio con respecto a modelos de prestaciones similares o superiores fabricados en la Argentina, Brasil o México.

Es diferente el caso de las marcas nacionales, porque los aumentos van variando; y se verán a lo largo de este mes.

Quienes se cubrieron aumentando sus modelos, por ejemplo en un 20 %, el día en el cual el dólar piso los $ 41.-, y si de pronto el precio de esa moneda se mantiene por debajo durante septiembre, lo más probable es que profundicen los descuentos y promociones para no quedar desfasados con la competencia.

Los aumentos que pusieron otras marcas, rondan entre un 4,5% y un 10%, y aún hay otras que no han entregado su lista de precios de septiembre.

Nos despedimos con un concepto que vertió Gabriel Cordo Miranda (Country Manager de Peugeot, Citroën y DS Argentina): "la industria automotriz argentina, más allá de cuál sea el nivel de integración local de sus productos, siempre va a tener un componente de moneda extranjera con un costo alto. Es decir, hay mucha proporción de costos en nuestros procesos que son en moneda extranjera, y por ende, dependen del tipo de cambio. A la vez, esta es una industria que está permanentemente invirtiendo en nuevos proyectos, en adaptaciones de la producción, o en desarrollos de nuevos productos. Y en la medida que el tipo de cambio se altera, los costos aumentan, y si uno no lo corrige con un aumento de precios, lo que va a pasar es que disminuya la capacidad de inversión. Y eso es hipotecar el futuro, y es malo para todos".

Por David Gil
Fuente: ACARA, ADEFA, AFAC

Solicitar información

Solicitar más información sobre este producto
Seleccione su provincia o ciudad.
Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño