El mercado automotriz en primer plano.

Los Blancos, Negros y Grises del acuerdo Mercosur-UE

VISTAS 636 / COMPARTIR


Para arrancar con este análisis, convengamos que aunque su aplicación no es inmediata, el acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, es ni más ni menos que un gran desafío para las industrias argentinas.
Fijémonos que la Europa comunitaria es igual a 500 millones de consumidores, con un ingreso por cabeza de US$34.000.-, y esto tan atractivo a primera vista, se contrapone con la contundencia y eficacia de sus industrias; y de allí, el riesgo para los sectores vitales de la economía argentina, y más que nada del sector automotriz.

A pesar de esto, la integración comercial con la Unión Europea, desplazaría a algunas empresas y actividades manufactureras, y la remoción de aranceles para estos sectores sensibles tardaría de 10 a 15 años.


2019-07-12-los-blancos-negros-y-grises-del-acuerdo-mercosur-ue-2-02

Habitan nuestra Industria Automotriz, 205.000 empleados directos, distribuidos en 12 terminales, unas 500 empresas autopartistas, más 681 concesionarios, y miles de talleres y comercios de ventas de repuestos y autopartes; y ella, ocupa el segundo lugar en rubros exportadores del país. (Brasil es nuestro principal cliente).

Luego de conocerse el acuerdo Mercosur-UE, Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat, se mostró optimista: “Tenemos una invasión de vehículos brasileños, por lo tanto es mejor tener europeos que probablemente son de mejor calidad y hasta más baratos”.


2019-07-12-los-blancos-negros-y-grises-del-acuerdo-mercosur-ue-3-03

ADEFA también se pronunció mediante las palabras de su titular, Luis Fernando Peláez Gamboa: “Este acuerdo contempla el cronograma más largo (15 años) para el sector. Entendemos que es un tiempo necesario para que todos los actores hagamos las correcciones necesarias para competir con este y otros mercados”.


2019-07-12-los-blancos-negros-y-grises-del-acuerdo-mercosur-ue-4-04

La UIA, mediante su vicepresidente Guillermo Moretti, advirtió que el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea "no es una buena noticia para la industria nacional", y reconoció que los empresarios aún tienen "varios interrogantes" sobre el pacto firmado la semana pasada. El dirigente fabril explicó que la Unión Industrial "no fue parte del proceso de negociación" y que si bien pidieron participar, "no" los "invitaron". Según evaluó, "los primeros datos del acuerdo no son alentadores para nada, hay una asimetría muy grande en la competencia".

"Tenemos que ver la letra chica de este acuerdo que se viene negociando hace 20 años y donde las condiciones han cambiado mucho", advirtió.


2019-07-12-los-blancos-negros-y-grises-del-acuerdo-mercosur-ue-5-05

Otro punto de vista lo expuso Daniel Funes de Rioja, otro de los vicepresidentes de la Unión Industrial Argentina, consideró que si la "línea de largada" del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea fuera "hoy mismo, la competencia de los productos nacionales contra las importaciones sería muy desigual".


2019-07-12-los-blancos-negros-y-grises-del-acuerdo-mercosur-ue-6-06

El empresario advirtió que aún "no conocemos los detalles, la letra chica, ni las negociaciones que van a venir. Entonces, veremos cómo cae a cada sector en particular". "En una economía en recesión no se trata de dejar desguarnecido a ningún sector, pero requerirá de nosotros como empresarios, tener la capacidad de cambiar y adaptarnos".

2019-07-12-los-blancos-negros-y-grises-del-acuerdo-mercosur-ue-7-07


Por último enfatizó: "La visión no es perder sectores. No coincido con que algunos tengan que desaparecer. Hay que dar la posibilidad de competir y eventualmente transformarse. Hasta ahora, estamos al tanto desde el punto de la información política pero no desde lo técnico".
Por el lado del Gobierno, se informa y pone énfasis en que el acuerdo demorará un tiempo y que “no implica una apertura sin red de contención” para nuestra industria y como dijimos, sus sectores más sensibles. El informe oficial deja en claro que “los plazos de desgravación asimétricos permitirán al Gobierno y al sector privado avanzar en reformas para mejorar la estructura productiva”.
Este informe agrega: “El 100% de las exportaciones del Mercosur ingresarán a la Unión Europea sin pagar aranceles de importación mientras que en el caso europeo sólo el 90% ingresarán sin aranceles. La eliminación de aranceles permitirá la importación de insumos industriales, de maquinaria y bienes de capital al ampliar las herramientas actuales (regímenes específicos transitorios o excepciones al Arancel Externo Común, limitadas a 100 productos)”.


Un punto clave es cuando se dice que: “en el caso del Mercosur, ciertos sectores sensibles como calzados, muebles y los vehículos alcanzarán la liberalización total a los 15 años y la mayoría de las autopartes, en 15 o 10 años, de acuerdo con su grado de sensibilidad”. También en este informe oficial, nos recuerda que: “hoy en día dos tercios de las importaciones de autopartes ya ingresan sin pago de arancel a través del régimen específico de admisión temporal”.


Ahora bien, quienes se han tomado unos días para estudiar a fondo el acuerdo Mercosur-UE, argumentan que el sector automotriz, enfrenta el desafío de competir con la industria automovilística europea, que es mucho más avanzada, competente y calificada.

Por otro lado, la conclusión del Gobierno es que “con relación a los automóviles, los aranceles de importación del Mercosur serán eliminados en un plazo de 15 años. Sin embargo, durante los primeros 7 años no se iniciará la disminución gradual de aranceles. Adicionalmente, durante este período, regirá un arancel del 50% del arancel actual (35%) para una cuota de 50.000 unidades para todo el Mercosur, repartido según sus importaciones históricas”.

Por David Gil

Fuentes: Varias

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño