El mercado automotriz en primer plano.

Las automotrices necesitan comprar más dólares


Arduas son las gestiones que llevan a cabo las terminales automotrices tendientes a poder lograr que el Banco Central les permita ampliar la compra de dólares por sobre la restricción fijada de hasta US$ 2 millones mensuales por empresa. Este tope, es el que la autoridad financiera les habilita actualmente para enfrentar los pagos de deudas con el exterior, que se contrajeron antes del 31 de agosto pasado.

Se ha esbozado una estimación que arrojaría que entre todas las automotrices acumulan una deuda de 800 millones de dólares con sus casas matrices y proveedores externos, esencialmente por la compra de vehículos y autopartes importadas. 
Casi la totalidad de esa cifra o deuda, conforma el giro comercial habitual de las automotrices; desde que el Gobierno eliminó el cepo cambiario en enero de 2016, las importaciones de autos se multiplicaron y llegaron a constituir dos tercios de las 900.000 unidades que se vendieron en 2017.

2019-09-27-las-automotrices-nhjecesitan-comprar-mas-dolares-2-02


Aunque en 2018, la devaluación fue artífice de un efecto derrumbe en las ventas, la escala de las importaciones continúa siendo de varios cientos de millones de dólares mensuales; recordemos que dos tercios de los entre 30.000 y 50.000 vehículos cero kilómetro que se patentan en la Argentina son importados. 
Un cálculo moderado, a un precio FOB de US$ 15.000 por unidad, arroja un piso de importaciones, cada mes, de unos 400 millones de dólares sólo en vehículos completos, sin contar las autopartes, que constituyen entre 60% y 80% de cada uno de los vehículos que se producen dentro de las fábricas automotrices en nuestro país.

2019-09-27-las-automotrices-nhjecesitan-comprar-mas-dolares-3-03

2019-09-27-las-automotrices-nhjecesitan-comprar-mas-dolares-4-04


Otra situación es por la que transitan tres automotrices, PSA Peugeot Citröen, Volkswagen (planta Pacheco) y General Motors, quienes tienen acumulada deudas con proveedores de bienes de capital del exterior, resultado de inversiones que están haciendo en sus plantas. 
Volviendo a las restricciones de la comunicación A6770 que dispuso el Banco Central a comienzos de Septiembre, que indican que las personas jurídicas “necesitarán conformidad (del BCRA) para comprar divisas para la formación de activos externos, para la pre cancelación de deudas, para girar al exterior utilidades y dividendos y realizar transferencias al exterior”. Luego, la entidad que preside Guido Sandleris, agregó que el monto máximo por empresa para pagar deudas en el exterior contraídas antes del 31 de agosto pasado es de hasta US$ 2 millones por mes.

“Es una nueva versión del cepo”, dijeron en una de las empresas afectadas. 
Si bien las restricciones alcanzan a todo tipo de rubros y empresas, consideramos que las Autoridades Nacionales, deberían “poner el ojo” y estudiar bien el caso, atendiendo las inquietudes de las automotrices, porque su problema es más que contundente, atento a la deuda que acumularon hasta el 21 de Agosto.

Por David Gil

Solicitar información

Solicitar más información sobre este producto
Seleccione su provincia o ciudad.

Te puede interesar


Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño