El mercado automotriz en primer plano.

Los sistemas Híbridos

VISTAS 485


Eléctricos/Híbridos
Los sistemas Híbridos

Bugatti Carlos ©.
2019-10-16-los-sistemas-hibridos-01

Aplicado por la japonesa Toyota sobre el modelo Prius, a mediados de la década del 90, el principio de la propulsión hÍbrida, es actualmente usado con éxito, haciendo su aparición en 2010 en los autos auténticamente deportivos como el Porsche 918 y la Ferrari F70.
En la actualidad, son varias las marcas importantes que utilizan esta tecnología, además de los automóviles de competición como la Fórmula 1 y la categoría Le Mans LMP 1 y 2, por ejemplo.
La tecnología híbrida, fue desarrollada en primer lugar, para reducir el consumo de combustible. Si se trata de un auto deportivo o de competencia puede ser un medio para aumentar las performances, si la relación peso/potencia del sistema es buena.
Lo mismo puede ser eventualmente, para mejorar la eficacia en el comportamiento de ciertas “arquitecturas mecánicas” como ser la tracción de las 4 ruedas. Es el caso – por ejemplo- del sistema de recuperación/restitución de energía hacia uno de los ejes en donde no hay tracción. (Tracción normal de 2 ruedas por diseño).

De esta manera, con el recurso de la hibridación, se pueden transformar las propulsiones que poseían el Porsche 911 GTR3, y el Audi R18 en vehículos con 4 ruedas motrices. La investigación del sistema híbrido, respecto al diseño del automóvil, puede también permitir bajar el centro de gravedad, como es el caso de Ferrari que lo hizo con el prototipo Hy-kers, donde finalmente la batería Ion-litio fue posicionada en la estructura.
Un auto hibrido es un vehículo con motor térmico, que dispone de un almacenamiento de energía, es decir que durante las “desceleraciones” permite recuperar una parte de la energía cinética relacionada al desplazamiento del vehículo. El permite también optimizar el uso del motor térmico y de mantenerlo en la zona de óptimo funcionamiento, cuando el rendimiento del motor de nafta/gasolina es mediocre debido a que la demanda de potencia es débil o reducida.
En el caso que la energía requerida, para hacer avanzar el automóvil sea inferior a la que genera el motor térmico, queda una energía, un excedente que es derivada hacia el sistema de almacenamiento o “stockage” de energía.

La misma es restituida rápidamente, en función de la necesidad, cuando la demanda de potencia aumenta, o cuando el motor térmico se detiene. Este sistema de almacenamiento de energía, es por lo general del tipo electroquímico, en el caso de que sea un motor/generador eléctrico asociado a una batería.
También puede ser del tipo electromecánico, como es el caso de ciertos automóviles de carrera, como el Porsche 911 GTR 3 Hybrid o el Audi R18 E-Tron Quattro, ganador de las 24 Horas de Le Mans.

Existen casos que la corriente eléctrica no es almacenada químicamente en una batería, pero si generada mecánicamente gracias a un volante de inercia movido por un motor/generador eléctrico. Este dispositivo presenta la ventaja de ser más potente que una batería Ionlitio y mas durable, pero con el inconveniente de no poder absorber más energía.
Para reducir el consumo de combustible de manera eficaz (ciclo de homologación europea), es necesario almacenar suficiente energía para recorrer el mayor número de kilómetros posibles en “modo eléctrico”.
Debido a ello, el Porsche 918 Spyder y la Ferrari F70 decidieron usar las baterías Ion-litio.

2019-10-16-los-sistemas-hibridos-02

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño