El mercado automotriz en primer plano.

Polémica por el FLEX: El Gobierno No Aplicó Multas a las Terminales

VISTAS 364


A mediados del mes pasado, informábamos que los Gobiernos de Argentina y Brasil, habían acordado extender el acuerdo de comercio administrado que rige desde que existe el Mercosur (1995) hasta junio de 2029, así que recién en julio de ese año habrá libre intercambio de autos, en línea con el acuerdo alcanzado hace dos meses entre el Mercosur y la Unión Europea.

Ahora bien, sin ninguna aclaración oficial, se ha modificado retroactivamente el flex vigente, y algunas empresas habrían podido evitar de esa forma las multas.

Por cada dólar exportado, las automotrices argentinas podían importar de Brasil un dólar y medio sin el arancel del 35%, y a la empresa incumplidora de esa norma le correspondía pagar una multa.

Ese flex de 1,5 - debía regir entre 2015 y junio de 2020, según el acuerdo entre ambos países al inicio del gobierno de Mauricio Macri.

Si bien el Gobierno Argentino, impidió el deseo brasileño de abrir el mercado, tuvo que pagar tributo, aceptando un mayor caudal de importaciones: así, el flex ya pasó de 1,5 a 1,7, y gradualmente irá subiendo hasta abrirse el comercio.



El cambio coincide con las canastas de desgravación para el sector que avaló el Ministerio de Producción y Trabajo, que conduce Dante Sica, para el acuerdo UE-Mercosur. La idea oficial es que ese lapso sea suficiente para lograr una mejora sustancial de la competitividad.

Lo que ahora sorprende de este acuerdo, es que el nuevo flex de 1,7 regirá desde ahora y se convirtió, mediante la renovada firma, en el flex del 2015 (reemplazando retroactivamente al viejo 1,5).

Durante los primeros tiempos de gobierno del Pte. Macri, la apreciación cambiaria por el dólar a bajo precio y la sobreoferta de autos brasileños, atento a la recesión de ese país, catapultó una inundación de vehículos importados desde el país carioca.



Esas importaciones brasileñas se frenaron en Abril del año pasado, por las devaluaciones que sufrimos, y entonces muchas firmas que no mejoraron sus exportaciones quedaron expuestas a pagar la multa.

El Gobierno, frente a este panorama, las había obligado a tomar seguros de caución por varios millones de dólares, para así asegurarse no solo que los incumplidores fueran a pagar las multas, sino que la administración del comercio no perdiera eficacia con las mismas terminales.

Bajándolo a números concretos, el Gobierno perdonó multas a las automotrices por entre 700 y 1.000 millones de dólares, correspondientes al exceso de vehículos importados hace tres años, ya que la relación entre importaciones y exportaciones (Flex) con el gigante del Mercosur fue mucho mayor a la fijada en el anterior tratado bilateral.



El Ministerio de Producción y Trabajo, aún así confirmó que por la crisis, el flex estaba debajo de 1,5 y que se mantenía en ese nivel, negando que se hayan perdonado multas.

Dentro del sector se cree que el flex cerraba en 1,7 y que por eso se modificó retroactivamente, exactamente a ese nivel.

En medio de esta profunda recesión, con restricciones cambiarias que afectan al sector y luego de haber puesto retenciones industriales, al Gobierno se le hacía más que difícil, llegar a cobrar multas sin afectar las inversiones presentes y futuras en el país.



Vale la opinión de AFAC a poco de celebrar el nuevo acuerdo: "Nos parece una mala señal que se condonen incumplimientos cuando las reglas de juego estaban muy claras para todos los operadores".

Por último, esta modificación que está trayendo polémica, muestra a otros poco conformes en el sector, y son quienes - teniendo crédito de exportación y habiendo cumplido con el Flex - perdieron la posibilidad futura de venderlo a los incumplidores, por varios millones.

Veremos cómo sigue esta historia…

Por: David Gil

Fuente: Ministerio de Producción y Trabajo // AFAC

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño