El mercado automotriz en primer plano.

No logran reducir su stock las Automotrices

VISTAS 177


Si nos remontamos a los últimos días del año pasado, en los albores del derrumbe de las ventas, nos encontraremos con un nivel de stock de vehículos acumulado de 260.000 unidades, o sea unos cinco meses de ventas, si tomamos en cuenta que para aquel entonces, se venían patentando más de 50.000 unidades al mes.

Volvamos a nuestros días, ese número, en algo disminuyo, pero no significativamente. Según el inventario de fines de septiembre que maneja ACARA, en los depósitos de terminales, dealers e importadores hay 150.752 vehículos, o sea, algo más de 100.000 vehículos menos que un año atrás, según información de Ámbito Financiero.



Sin embargo, siguen siendo más de cuatro meses de ventas al ritmo de actividad actual de 35.000 unidades 0 km mensual.

Con todo esto, podríamos decir que las terminales automotrices ya tienen fabricada o importada, la cantidad de 0 km que requieren para atender la demanda hasta fines de febrero 2020.

Obviamente que esto avizora un “verano” difícil en materia laboral, con vacaciones extendidas, suspensiones generalizadas, etc.

Los 4,2 meses de ventas que arroja el cálculo de las concesionarias sobre el stock actual es solo un promedio, que quiere decir que algunas empresas están mejor y otras peor. Estas últimas son las que están por arriba de los 8 meses. Cabe aclarar que el número final depende también del volumen de ventas de cada marca. No todas pesan lo mismo obviamente.



Además del perjuicio que esta situación tiene en los planes de producción, el otro lado negativo, es el costo financiero de mantener estos vehículos en stock. “Tener ese capital inmovilizado está provocando el quebranto de varias empresas”, advirtió el gerente de una concesionaria. La tasa que pagan las concesionarias es de 90% más IVA anual o alrededor de 10% mensual.

Haciendo lo que se puede para bajar esos inventarios lo más rápido posible, se ofrecen importantes bonificaciones, pero ante la crisis económica, muy pocos son los que pueden tentarse con esos descuentos; mientras que sin detenimiento, las terminales siguen aumentando los precios, veamos que en octubre, las marcas subieron sus listas hasta 9%.



No debemos olvidar que la reducción del stock de un mes a otro, es menor que el volumen de ventas.

Lo que sucede en este caso, es que los modelos que están en depósitos no son los demandados por el público, y entonces, la disminución del volumen es lenta. Por otro lado, hay compromisos que deben cumplirse, tanto de producción con autopartistas, como de importaciones.

Por David Gil

Fuente: iProfesional / Ambito Financiero

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño