Las altas temperaturas y la batería

VISTAS 272




¿Ud. sabía que más de un tercio de las asistencias en la ruta se producen por una falla en el sistema eléctrico del auto, siendo la batería la principal responsable?

Las baterías funcionan, básicamente, gracias a una reacción química, lo cual significa que no son inmunes a los grandes cambios de temperatura. Lo ideal es que la batería del vehículo trabaje a unos 25 °C o incluso un poco menos.



Cualquier desviación, ya sea porque las temperaturas bajan mucho o suben demasiado, provocará una variación en el rendimiento de la batería y acortará su vida útil, por lo que si la batería del auto ya tiene algunos años, la llegada del verano podría darle el golpe de gracia definitivo.

Por ejemplo, la vida útil de una batería convencional de plomo-ácido que trabaje a 40 °C disminuirá en un 40%. El problema es que, si bien el calor reduce la resistencia interna, también aumenta hasta en un 20% la capacidad entregada y acelera la corrosión provocada por el electrolito, lo cual reducirá la vida de la batería.



Cinco consejos para evitar que la batería deje al auto "fuera de carrera "

1. Comprobar el estado de la batería. La mayoría de los fabricantes dan a las baterías de los coches una vida útil de entre 3 y 5 años. Si una batería ya tiene más de 3 años, es conveniente que antes de emprender un viaje largo, medir su voltaje y el nivel de carga.

2. Asegurarse que el auto arranque sin dificultad. Cuando la batería está baja, al coche le costará más arrancar, sobre todo por la mañana. Se nota porque al girar la llave, tarda un poco más en encenderse. Este problema es señal de que la batería puede fallar en cualquier momento.



3. Vigilar el funcionamiento de los elementos eléctricos. Como norma, cuando se enciende el testigo de la batería en el salpicadero es porque ésta ya tiene problemas y puede dejarte tirado en cualquier momento. Antes de llegar a ese punto, la batería suele dar pequeñas pistas, como la pérdida de potencia de las luces internas y externas o los problemas en el funcionamiento de las ventanillas, la radio, el aire acondicionado y/o la calefacción.

4. No descuidar el mantenimiento. Antes de emprender un viaje largo es conveniente revisar el estado de la batería. Asegurarse que no haya roturas ni rajaduras en la caja. También es bueno echarle un vistazo a los bornes y terminales de conexión, limpiarlos y apretarlos.



5. Aprender a arrancar el vehículo sin batería. Si la batería se ha descargado, se puede recurrir a los cables de arranque, aunque se necesitará otro auto cuyo motor se pueda poner en marcha sin problemas para obtener la energía que se necesita para cargar la batería. Otra alternativa para arrancar el automóvil sin batería, consiste en utilizar un arrancador, un dispositivo portátil y recargable que se conecta a la batería para darle la energía necesaria.

Por David Gil
Fuente: Euromaster

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño