Consejos Bardahl: ¿Por qué es necesario un buen Refrigerante?

VISTAS 144


Espacio publicitario

El sistema de refrigeración es un elemento fundamental para que un motor funcione correctamente. Entre sus materiales observamos una combinación de distintos metales, que incluyen hierro, bronce, aluminio, soldaduras, etc. operando en un medio líquido (refrigerante y agua desmineralizada). Para evitar la corrosión de estas piezas se debe utilizar Refrigerante y Agua desmineralizada en la concentración de 50% y 50% (recomendación en todos los manuales de los vehículos que se comercializan).

Los problemas que se encontraban en el pasado aún existen hoy en día como consecuencia de que los usuarios no están suficientemente interiorizados para proveer un mantenimiento o un uso apropiado de los refrigerantes de motor.

Los motores de combustión interna necesitan de algún método para eliminar el exceso de calor producido en la combustión ya que no todo se transforma en energía mecánica. Si el calor no es eliminado el motor se sobrecalienta y funciona mal. Tanto el aire como el agua fueron usados para refrigerar los motores en la primera parte del siglo XX. La refrigeración por aire requiere que la superficie externa de la cámara de combustión esté en contacto directo con el aire que la rodea para remover el calor. La cantidad de calor que puede ser removida está limitada por el área de la superficie que se encuentra en contacto con el aire, por eso es común el uso de aletas en la superficie para incrementar el área de contacto. La refrigeración por aire fue la preferida por los fabricantes de pequeños vehículos por una cuestión de menor peso y un diseño más simple.

En los motores refrigerados por agua, ésta pasa por una camisa que rodea la cámara de combustión, absorbe calor y lo transmite al radiador donde es disipado por el aire. Una de las ventajas distintivas de los sistemas refrigerados por agua es que el área superficial del radiador puede ser varias veces mayor que la del block del motor permitiendo una transferencia más rápida del calor al aire.

Dos sistemas son usados para recircular el agua:

- Circulación natural

- Circulación forzada

En la circulación natural el agua circula por convección, presentando limitaciones, por eso para mejorar la refrigeración se recurre a la circulación forzada por medio de una bomba como vemos hoy en todos los motores de los vehículos.

¿Cuáles son los requerimientos de un refrigerante?

- Transferir el calor del motor al radiador para su disipación.

- Poseer excelente conductividad térmica.

- Fluidez dentro del rango de temperaturas de uso.

- Bajo punto de congelamiento.

- Alto punto de ebullición.

- Anticorrosivo para todos los metales e impedir la degradación de los no metales.

- Estabilidad química dentro del rango de temperaturas y condiciones de uso.

- No debe generar espuma.

- Baja inflamabilidad.

- Compatibilidad con otros refrigerantes.

- Baja toxicidad.

Podemos decir que el agua es un buen refrigerante, pero falla en tres categorías muy importantes, congelamiento, ebullición y corrosión. Por eso para compensar estas deficiencias se hizo necesario encontrar un sustituto o una mezcla con otros materiales que mejoren dichas características.

El producto más satisfactorio en esta categoría es del etilenglicol (MEG) quien tiene un calor específico de aproximadamente el 60 % del valor del agua, pero al mezclarlo 50 y 50 con agua desmineralizada los lleva al 80 %. Una solución al 50 % tiene un punto de ebullición 7°C mayor que el agua sola y esto provee una ventaja definida. Ha sido demostrado que un motor funcionando a una temperatura ambiente de 38°C y refrigerado con una mezcla 50:50 de MEG-agua puede funcionar un 50 % más del tiempo que si se utiliza agua sola, hasta que ocurra la ebullición. Para cumplir con el resto de los requerimientos se agregan pequeñas cantidades de productos químicos al MEG concentrado como:

- Inhibidores para prevenir la corrosión de los metales.

- Sustancias alcalinas que proveen acción buffer contra los ácidos.

- Colorantes para la identificación.

¿Por qué la necesidad de un fluido refrigerante?

En los motores no todo el calor que se genera en la combustión se transforma en trabajo mecánico. Ese exceso de calor debe de ser evacuado para la máxima protección del motor. Una de las funciones del aceite lubricante es también la de refrigerar, pero no es suficiente, de ahí la necesidad de los refrigerantes.
Por ello las fábricas automotrices exigen y obligan el uso de aditivos REFRIGERANTES-ANTICONGELANTES- ANTICORROSIVOS, que se encuentran elaborados sobre la base de Etilenglicol (MEG).

Cada motor de un vehículo que se fabrica en cualquier lugar del mundo ya viene con esta concentración 50/50 Refrigerante/Agua desmineralizada, con elementos anticorrosivos del tipo carboxilatos de alta efectividad y larga duración.

Bardahl líder en el mercado de reposición, especialista en proteger motores y máquinas, desarrolló el producto TIR, con su paquete anticorrosivo basado en carboxilatos de larga duración, 100 % orgánico biodegradable, libre de sales inorgánicas como pueden ser nitratos, fosfatos, silicatos, boratos, aminas, y nitritos. La ausencia de fosfatos o silicatos evitan la formación de depósitos cuando se utiliza agua dura. La ausencia de silicatos, permite aumentar la vida de los sellos y de la bomba de agua del motor.

Otras diferencias importantes de TIR BARDAHL es la no toxicidad, otorga mayor protección frente a la cavitación, en la zona de las camisas donde el refrigerante está próximo a su punto de ebullición y por las vibraciones debidas al movimiento ascendente y descendente del pistón, se forman burbujas que por las variaciones de presión llegan a implotar, generando ondas expansivas que impactan contra las camisas, eliminando la capa de protección y facilitando la corrosión. Los carboxilatos que posee en la formulación nuestros productos, son moléculas muy afines a las aleaciones del circuito, de manera que en el momento en que se rompe la capa pasiva de la superficie metálica, rápidamente la vuelven a regenerar. Además, como al no consumirse, la protección será aún mayor. La última nueva generación del producto TIR, se agregó el componente BITREX, un compuesto que se agrega para darle sabor amargo y evitar así la ingesta accidental en niños y animales. 

COMPOSICIÓN BÁSICA DE LÍQUIDOS REFRIGERANTES ANTICONGELANTES  

ETILENGLICOL

80 % mínimo

Otros glicoles

10 % máximo

Anticorrosivos (inhibidores de corrosión)

5 a 10%

Agua

5% máximo

Otros componentes

Buffer

Antiespumante

Colorante

0.1%-0.5%

BARDAHL aconseja considerar al radiador y al sistema de refrigeración como un elemento mecánico de vital importancia para su buen funcionamiento. Mantenerlo correctamente como exigen las fábricas automotrices y con TIR que supera ampliamente la norma IRAM 41368, ahorra problemas y dinero, con un motor con rendimiento ideal por muchos más años.

BARDAHL ESPECIALISTA EN PROTEGER MOTORES Y MÁQUINAS.

Fuente: BARDAHL

Para más información, escribinos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Seleccione su provincia o ciudad.

captcha

Te puede interesar


Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!