La barra antirrolido - estabilizadora

VISTAS 662


Por Metz Juan Pablo

Sabemos que cuando un automóvil toma o recorre una curva, se produce rolido debido al efecto de la fuerza centrífuga.

2019-07-19-la-barra-antirrolido-estabilizadora-01

Siempre el rolido debe ser pequeño, mínimo, de manera tal de limitar las variaciones de pisada o de superficie de contacto con el suelo, de las ruedas en curva mejorando la tenida y la estabilidad. Este efecto se puede lograr fácilmente, usando resortes de suspensión más rígidos, pero así se disminuye el confort en línea recta. Sin embargo, adoptando una “barra antirrolido”, se logra limitar el rolido del cuerpo o estructura del automóvil, sin empeorar la comodidad de marcha, ya que dicha barra actúa solo en caso de movimiento lateral de la carrocería.

2019-07-19-la-barra-antirrolido-estabilizadora-02

La barra antirrolido es un resorte que trabaja a la torsión, de sección circular y de forma como una “C” de manera aproximada, unida a la carrocería y a la suspensión. La parte del centro, es recta, y aquí la barra trabaja a la torsión, y puede girar en los soportes de ataque de la carrocería. Los extremos laterales, conectados con las ruedas se flexionan, o se doblan.

Al recorrer una curva, la fuerza centrífuga hace inclinar el cuerpo del automóvil, y la transferencia de carga existente, hace comprimir a la suspensión de la rueda exterior, y expandir aquella de la rueda interior. Este movimiento relativo, se transmite a la barra levantando la parte o extremo vinculado a la rueda externa, bajando a aquella vinculada a la parte interior. La parte central de la barra, es entonces sometida a torsión. 

2019-07-19-la-barra-antirrolido-estabilizadora-03

La barra tiende a comportarse en equilibrio descargándose en los soportes de la estructura, y la acción de esta fuerza tiende a enderezar la carrocería, limitando el rolido. Cuando el vehículo marcha en línea recta, ambas ruedas están cargadas de la misma manera, por ejemplo en un “lomo de burro”, aquí la barra no trabaja, debido a que las dos partes laterales se mueven en el mismo sentido. Pero si una de las ruedas pasa sobre un pozo, una de las dos partes de la barra conectada a la rueda, provoca la torsión de la parte central, en este caso la barra antirrolido contribuye a la rigidez global de la suspensión. Al limitar el rolido en curva, la barra mejora la “tenida” en ruta y la “estabilidad”.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño