La transmisión clásica del automóvil

VISTAS 535


Por Carlos Bugatti

Se identifican como transmisión, a aquellos órganos mecánicos que trabajan para transferir a las ruedas de un vehículo el “par motor” o “cupla motriz”, generada por el motor. Sabemos que la potencia del motor, es el resultado del producto del “par motor” y del régimen de rpm., por lo tanto es importante contar con una caja de velocidades. Su función es la de mantener el régimen del motor, y por consecuencia, su cupla motriz, en niveles adecuados a las necesidades de “tracción” Por ejemplo en la puesta en marcha, es fundamental contar con toda la tracción posible en el eje motor.

2019-10-09-la-transmision-clasica-del-automovil-01

A bajo régimen por lo tanto, las primeras relaciones de la caja de velocidades están estudiadas para amplificar la cupla motriz producida por el motor, teniendo como resultado la ventaja de contar con una notable capacidad de empuje. Al efectuar el cambio a marchas superiores (pasajes ascendentes), se ve privilegiada la rapidez de rotación, transmitiendo un alto régimen a las ruedas. Cuando sea necesaria una mayor aceleración –mayor fuerza o cupla motriz- se deberá recurrir a las velocidades inferiores de la caja.

Cajas de velocidades mecánicas manuales de 4, 5, 6, y 7 velocidades, cajas automáticas “clásicas” de 5 y 6 velocidades, transmisiones de variación continua (CVT), sistemas de doble gestión (manual más automática), estas serian las transmisiones clásicas del automóvil. Es importante considerar, el papel de la electrónica que también hace su trabajo con el sistema de embrague y con el conjunto del diferencial. Cabe señalar entonces que la “transmisión”, es el conjunto de componentes que son atravesadas por el “flujo de potencia” que va, directamente desde el motor al embrague, a la caja de velocidades, a los arboles de transmisión, diferencial y semi ejes, con sus correspondientes juntas (tracción final a las ruedas).

En lo que respecta a las cajas de velocidades mecánicas manuales, en este tipo de cajas los engranajes están montados sobre 3 ejes: el eje primario, el eje secundario, y el eje intermediario o de reenvío.

• El eje primario o conductor, a través del embrague recibe el par o cupla motriz desde el motor.
• El eje o árbol secundario (conducido), transmite el movimiento a las ruedas.
• El eje intermediario o de reenvío, pone en contacto los engranajes para la transmisión del movimiento.

Todos los engranajes giran acoplados entre ellos, pero libres con respecto a los ejes con los que son solidarios por medio de engranajes desplazables. El acople es facilitado por los “sincronizadores” –anillos con frenos cónicos revestidos con material antifricción- que hacen disminuir la velocidad frenando al engranaje que gira más rápido, de manera que el acople se realice en forma suave y sincronizada.

2019-10-09-la-transmision-clasica-del-automovil-02

Para facilitar el pasaje de los cambios inferiores, existen sincronizadores para frenar los engranajes cuando hay notables diferencias de velocidad, como cuando existen elevadas potencias transmitidas. Para disminuir el nivel de ruidos, conjunto de engranajes de la caja, son utilizados engranajes helicoidales elaborados no rectos.

Cabe recordar que la temperatura de trabajo de una caja es bastante elevada, y que algunos automóviles deportivos se usa un radiador para enfriar el aceite.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño