La caja de velocidades CVT (transmisión variable continua)

VISTAS 303

La caja de velocidades CVT (transmisión variable continua)

La versión LuK

En el año 1999, Audi traspuso los límites de la transmisión automática con el sistema Multitronic. El concepto CVT (Transmisión Variable Continua) no es, sin embargo, nuevo, ya que el mismo existe desde 1959, equipando a los pequeños autos DAF que también penetraron en el mercado japonés. Lo que es verdaderamente novedoso, por el contrario, es que Audi adaptó la transmisión CVT a los motores que poseen una elevada cupla o par motor. Esto, que fue considerado como técnicamente imposible, actualmente es realizado por Audi y, por primera vez, montado sobre el modelo A6 2,8i de 142 kW de potencia, y 280 Nm de par motor. El confort del sistema Multitronic ha estado seduciendo a un gran público y, debido a ello, se montó también en los modelos A4 y A8. La casa alemana demostró que la transmisión CVT se acomoda o adapta perfectamente a los motores que generan un par motor de 195 a 330 Nm, y que permiten lograr velocidades máximas del orden de los 250 km/h sin la menor dificultad.

La mayoría de los componentes de la CVT son desarrollados y fabricados por la firma LuK, la bomba hidráulica, el servo-comando hidráulico, las poleas cónicas, y la cadena de transmisión.



Dicha cadena constituye, indudablemente, la joya técnica y estética de esta transmisión. La misma se compone de 1.025 plaquetas y de 150 ejes móviles. En el arranque, estos ejes son sometidos a una fuerza de 8 toneladas. La presión de las poleas sobre estos ejes, es regulada mediante un sensor o captor de cupla de dos "etapas", a través de la presión del circuito hidráulico del sistema, la misma puede llegar perfectamente a los 60 bares.

Como resultado, tenemos que el par motor o cupla transmitido se hace sin dificultad a través de un contacto lubricado entre dos componentes construidos en acero.

Además de Audi, LuK suministra, desde el 2004, la cadena de transmisión para el Ford CFT.30 (310 Nm) que se produce en gran serie en los Estados Unidos.

LuK está, como consecuencia, particularmente satisfecha de que sus componentes sean la referencia en el terreno del rendimiento, de la economía del consumo y del confort. Mucho más de un millón de componentes CVT salieron de la fábrica LuK, destinados a la fábrica Audi/VW, y siguen el desarrollo y las pruebas correspondientes a los prototipos, que permitirán equipar con una CVT a un motor que suministra una cupla de 400-450 Nm.

Leer más

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!