El mercado automotriz en primer plano.

El Volkswagen e-Golf Eléctrico

VISTAS 1296 / COMPARTIR


tap-150-el-volkswagen-e-golf-electrico-01

El Volkswagen e-Golf es un auto eléctrico, con un espacio interior para sus ocupantes similar al de un Golf con motor de combustión; el baúl tiene menor capacidad (343 litros en lugar de 380litros).

El Volkswagen e-Golf es un auto eléctrico, con un espacio interior para sus ocupantes que el Golf con motor de combustión; el baúl tiene menor capacidad (343 litros en lugar de 380litros).
Posee un motor de 116 CV de potencia y una batería con capacidad para recorrer 190 km (en las condiciones de la prueba de homologación, un consumo eléctrico de 12,7 Kwh. /100 km). La capacidad de la batería es 24,2 Kwh. y se puede recargar en una toma de corriente doméstica en aproximadamente 13 horas. La velocidad máxima está limitada a 140 km/h.
El motor tiene varios programas de potencia, se denominan Normal, Eco y Eco+. En el modo «Normal», el motor eléctrico entrega una potencia de 116 CV, potencia que sobra para circular con agilidad por ciudad e incluso fuera de ella; la velocidad máxima es 140 km/h. En el modo Eco, la potencia del motor es reducida a 95 CV, también disminuye la potencia del climatizador y la velocidad máxima está limitada a 115 km/h. En el modo Eco+, la potencia del motor disminuye a 75 CV, el climatizador se desconecta y la velocidad máxima es 90 km/h.
Estos dos modos de conducción económicos se desactivan tan pronto como el conductor vence la resistencia de la última parte del recorrido del acelerador.
Además hay otros programas que alteran la retención que da el motor cuando se levanta el pie del acelerador; a mayor retención se produce mayor recarga de la batería. Son D1, D2, D3 y B. Los tres últimos ofrecen una deceleración importante, de hecho, se activan automáticamente las luces de freno. También existe un programa de conducción D, en el que no hay regenerativa, puesto que el motor eléctrico no ofrece ninguna resistencia al avance.

tap-150-el-volkswagen-e-golf-electrico-02

El Volkswagen e-Golf. posee un motor de 116 CV de potencia máxima y una batería con capacidad para recorrer 190 km (en las condiciones de la prueba de homologación, un consumo eléctrico de 12,7 Kwh. /100 km). La capacidad de la batería es 24,2 Kwh. y se puede recargar en una toma de corriente doméstica en aproximadamente 13 horas. La velocidad máxima está limitada a 140 km/h.

Para lograr resultados positivos a los distintos programas de frenada regenerativa, es necesario un cierto periodo de adaptación en los hábitos de conducción y también hay que tener presente que no todos ellos son adecuados para todos los tipos de conducción. Por ejemplo, los programas de mayor retención se adaptan bien a un uso por ciudad con tráfico congestionado, con continuos arranques y paradas. Si hay muy poco tráfico y semáforos, la conducción es más suave y cómoda con los programas de menor retención para que el auto avance más metros con su propia inercia. En carretera despejada, recta y llana el programa D (sin retención) es que mejor se adapta. En bajadas pronunciadas de montaña, lo más conveniente será utilizar un programa de mucha retención. Estos distintos programas de frenada regenerativa se eligen moviendo transversalmente la palanca selectora de marcha que hay entre los asientos.
Varias pequeñas pruebas de consumo que, aunque poco rigurosas, pueden valer como referencia y dar una idea de cómo afecta el tipo de recorrido a la descarga de la batería.
El primer recorrido hecho ha sido por ciudad con mucho tráfico, practicando una conducción normal (sin brusquedades en las aceleraciones).
Con motor funcionando en el programa de potencia máxima, la frenada regenerativa en el modo intermedio (D2) y el aire acondicionado desconectado. En ese recorrido urbano, el consumo medio de energía según la computadora de viaje fue de unos 11 Kwh./100 km. Con ese consumo la autonomía real podría estar incluso por encima de los 190 km que homologa Volkswagen.
El segundo recorrido por autopista con poco tráfico, y a una velocidad media 115 km/h, con el motor también funcionando en su modo de plena potencia y el modo D (es decir, sin frenada regenerativa). El consumo de energía fue aproximadamente 19 Kwh./100 km, lo que daría una autonomía de poco más de 100 km. En este Golf eléctrico, como en otros autos eléctricos, se vuelve a cumplir que son muchos más eficientes en recorridos urbanos que por carretera, al contrario que un auto con motor de combustión.
La instrumentación del Volkswagen e-Golf está compuesta por un indicador, en la izquierda, que señala si el auto está listo para funcionar, si la batería se está recargando o descargando y la potencia que el motor está entregando. El velocímetro, ubicado en la parte derecha de la instrumentación está graduado hasta 160 km/h e incluye una pequeña pantalla del nivel de carga de la batería. Entre estos dos indicadores hay una pantalla a color que indica la autonomía, el nivel elegido de frenada regenerativa, el tiempo restante de recarga, el consumo de energía (tanto medio como instantáneo) y el tipo de conexión que se está utilizando para cargar la batería. Faros con ledes para todas las funciones (será el primer Golf de la séptima generación con este dispositivo), climatizador y navegador. A través de un teléfono inteligente es posible programar la carga de la batería, programar la climatización (ventilación y calefacción) cuando el auto está conectado a la red eléctrica o consultar la posición del vehículo. Estas funciones son posibles gracias a la aplicación (App) denominada Car-Net-e-Remote, que también formará parte del equipamiento de serie.
En la consola hay una pantalla a color de 8” de tamaño, denominada Discover Pro, que es la pantalla de mayor tamaño y calidad que puede tener el Golf de séptima generación. Esta pantalla tiene para la e-golf funciones específicas dado su carácter eléctrico. Así, señala la autonomía que se podría ganar si se desconectasen lo distintos servicios eléctricos, el flujo de energía o la cantidad de energía recuperada durante la conducción. Además, sobre los mapas del navegador indica hasta dónde se puede llegar con la carga disponible en ese momento. Desde esta pantalla también se puede programar la carga de la batería y la ventilación.

tap-150-el-volkswagen-e-golf-electrico-03

En un recorrido por autopista el Volkswagen e-Golf con poco trafico, desarrolla una velocidad media de 115 km/h, con el motor también funcionando en su modo de plena potencia y el modo D (es decir, sin frenada regenerativa), el consumo de energía fue aproximadamente 19 Kwh. /100 km, lo que daría una autonomía de poco más de 100 km.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño