La Ferrari P4/5 Pininfarina

VISTAS 46


Por Enzo Nuvolari

Sabemos que sobre la base de una Ferrari Enzo, Pininfarina construyó la famosa Ferrari 330 P4, célebre máquina de competición del año ’67, diseñada en el Centro de Estilo de Cambiano, y preparada por la División Proyectos Especiales de la firma de Turín, Pininfarina. Esta experiencia de la Ferrari P4/5, junto a la 612 Scaglietti, confirma Andrea Pininfarina –su presidente– cumple con la idea de realizar estos automóviles especiales, respondiendo a la iniciativa de la construcción de la Maserati Birdcage 75th.



En la P4/5, se parte de la base una Enzo y se conserva toda la mecánica, con alguna variante técnica, como la posición de los radiadores, ya que la Enzo tiene un diseño más anguloso, y se acerca más a la F1.

La P4/5, por el contrario, tiene un diseño más sinuoso, con reminiscencia de algunos modelos del pasado.

Pininfarina comenta acerca del perfil suave de los guardabarros, de la gran burbuja que constituye el habitáculo, las tomas de aire tipo Naca colocadas a los costados, bien modeladas.

También se ve la "garra" en los trazos de la parrilla o calandra, de los cortes aerodinámicos de la parte inferior de los laterales, o de los dos extremos de escape que sobresalen por encima del alerón de cola.

Este modelo exclusivo, realizado por Pininfarina para el americano James Glickenhaus ha creado una relación de estima y amistad, que comienza con un primer contacto exploratorio, ya que el futuro propietario va a la empresa de diseño, para entender que se podría hacer en conjunto. Todo esto, según Andrea Pininfarina, es fue un proyecto muy apasionante desde el comienzo.

Glickenhaus consideraba a la Ferrari P4 vencedora por excelencia, y quería transferir el concepto sobre su modelo "fuera de serie", construida sobre una Enzo. También recordó el prototipo P5 –realizado por Pininfarina– para el Salón de Ginebra de 1968, y pidió que consideraran y aplicaran cualquier detalle estilístico de ese modelo.

Una vez aprobado el estilo de la P4/5, se siguieron todas las etapas necesarias para realizar un verdadero automóvil, que funcione a la perfección y circule por las calles.

Un proceso completo y complicado que va más allá de la simple construcción de un prototipo, y comprende las etapas o fases de ingeniería (con todos los cálculos), el proyecto y la verificación de todos los componentes, las pruebas aerodinámicas en el túnel de viento, las simulaciones de los choques "crash test" en la computadora.



Así el cliente –según Pininfarina– vive una experiencia única, ya que ve nacer y desarrollar su automóvil, un ambiente muy personal. De esta manera, el diseñador vive la experiencia de la relación directa con el cliente, como si este fuese un constructor.

Como conclusión, podemos decir que la P4/5 de Pininfarina, es una maravilla, que reflejó de alguna manera la pasión por poseer un auto deportivo único, un auto que fue sorpresa en el famoso Salón del Automóvil de París. El fantástico diseñador italiano, respondió al pedido del coleccionista norteamericano James Glickenhaus de reproducir a un Gran Turismo de competición de la década de los ’60, basado en una Ferrari Enzo de su colección.



Por lo tanto, este P4/5 está dotado del mismo motor de 12 cilindros en V de 6.0 litros de cilindrada y 660 CV de potencia, con su caja de velocidades de 6 marchas F1. Sus dimensiones son: 4,63 x 2,04 x 1,12 metros, con una distancia entre ejes de 2,65 m y trochas delantera y trasera de 1,69 y 1,70 m respectivamente.

Esta máquina es capaz de alcanzar los 360 km/h de velocidad, y una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,55 segundos, que no es nada despreciable.

La carrocería es construida en fibra de carbono, totalmente nueva, y su interior con características de "auto de carrera", con butacas y cinturones de cuatro puntos, volante de tres rayos con las dos palancas o levas para efectuar los cambios. La consola central posee el regulador de tracción, y el botón de puesta en marcha. Este modelo tiene el frontal de la P5, y la parte trasera de la 330 P4 estudiado aerodinámicamente en el nuevo túnel de la firma. Un habitáculo – tipo cúpula acristalado– permite ver al motor, y un spoiler delantero, canaliza el flujo de aire.



Obviamente, para poder construir una Ferrari con el logo del Cavallino, es necesrio respetar algunas reglas, que también tienen validez hasta para un carrocero, como en el caso de Pininfarina que diseña las máquinas de Maranello desde hace cincuenta años.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!