La suspensión neumática del automóvil

VISTAS 165

La suspensión neumática del automóvil

Cuando nos enfocamos en un automóvil que tiene suspensión neumática, son destacadas las ventajas que aportan este tipo de sistemas en cuanto a confort de marcha, capacidad de absorción y la variedad de ajustes que ofrecen con relación a la suspensión tradicional, formada por un muelle y un amortiguador.

Ahora bien, estos tipos de sistemas de suspensión, son menos fiables que los convencionales, por ser más complejos y contar con un mayor número de componentes que pueden fallar. Como su propio nombre indica, el funcionamiento de los resortes neumáticos, se basa en la utilización de aire a presión dentro de un cojín hermético. Este último es el que sustituye a los resortes metálicos convencionales, como pueden ser los muelles, las ballestas o las barras de torsión.



Las principales ventajas que aportan estos sistemas de amortiguación neumática, es el de poder adaptar la altura libre de la carrocería en función de lo que necesitamos en cada momento.
Un ejemplo; bajará lo máximo posible para facilitar la subida y bajada de los pasajeros o la carga del baúl. Además, también suelen ser capaces de nivelar la carrocería con independencia del peso que transportemos en el habitáculo o en el baúl y de variar la dureza y la respuesta en función de las condiciones de la calzada.

Esta gama de posiciones y ajustes hace dificultoso darse cuenta si el sistema de suspensión neumática del vehículo está funcionando adecuadamente.



Pero hay varios signos fácilmente reconocibles que colaboran en llegar a averiguarlo:
Si se deja el auto estacionado por un largo período un periodo, y al regresar notamos que está más bajo de lo normal, es muy factible que se trate de la presencia de un poro que permite la pérdida de aire en el sistema, provocando la paulatina pérdida de presión en el sistema.



Otro tema de problemas en la suspensión neumática, puede ser un raro comportamiento a dos niveles del automóvil, ya sea por una dureza excesiva del conjunto amortiguador, o por estar demasiado blando.
Un dato para agregar es que na carrocería desnivelada, lateralmente o longitudinalmente, también es una señal inequívoca de un problema, porque estos sistemas intentan normalmente garantizar la estabilidad manteniendo lo más nivelado posible.

Por: David Gil

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño