Las 4 ruedas directrices

VISTAS 123


Por Carlos Bugatti



En vigencia desde la década de los 90, los autos con 4 ruedas directrices, se ponen nuevamente en marcha, pero más que nada sobre automóviles de alta gama desde comienzos del 2010, y sobre los autos deportivos. Con esta tecnología se mejora de manera importante el comportamiento dinámico del vehículo. Montar un sistema de dirección en el eje trasero, permite mejorar la “precisión de la trayectoria”, al encarar la parte transitoria o momentánea de la curva, al mismo tiempo que la estabilidad a alta velocidad.

La dirección en las 4 ruedas, puede favorecer la agilidad en recorridos sinuosos, y la maniobrabilidad en baja velocidad. Puede decirse que, en forma indirecta, contribuye a mejorar el confort de la dirección. El sistema está compuesto por un motor eléctrico, que acciona un pistón hidráulico, que comanda el control de la dirección trasera.

Lo importante de su funcionamiento, consiste en adoptar una suave variación (solo algunos grados) de las ruedas traseras, paralelas a las ruedas delanteras, sobre todo en intermedias y altas velocidades. La respuesta de la dirección es inmediata, como si el automóvil leyera las intenciones o pensamientos del conductor, y se anticipara.



Esta tecnología, esta para ubicar o posicionar a la rueda trasera exterior a la curva “en tensión”, en el mismo tiempo que la rueda delantera. La estabilidad se ve mejorada considerablemente, en especial al encarar las curvas rápidas. En bajas velocidades –menos de 50 km/hora- las ruedas traseras pueden girar más o menos progresivamente de manera opuesta a las ruedas delanteras.

Existe un equilibrio mejorado, y una eficacia en el comportamiento del vehículo, retardando la aparición de sobredirección en un recorrido sinuoso, aumentando además la estabilidad en altas velocidades. El potencial de mejora del comportamiento, de un auto con 4 ruedas directrices es muy importante. Porsche, por ejemplo, que desarrolla este sistema desde hace años, está convencido de esto.



A fines de la década de los 80, existió un sistema totalmente mecánico de dirección en las cuatro ruedas, en el modelo Prelude de Honda, los automóviles actuales son equipados con sistemas de dirección en las ruedas traseras, como Renault, BMW, Porsche, etc. con motores eléctricos, que permiten una mejor adaptación del sistema, a las diferentes situaciones de conducción.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño