El volante de doble masa

VISTAS 263


Por Bugatti Carlos

La rápida evolución de la tecnología en el terreno automovilístico, ha llevado en las últimas décadas, a la fabricación de motores cada vez más potentes, y al mismo tiempo fue creciendo la necesidad de mejorar el confort de conducción. La reducción del peso del automóvil, y la optimización de la forma de la carrocería, gracias al uso del túnel aerodinámico, dejan al descubierto ruidos que por lo general, no eran facilmente advertidos.

Por otra parte, la mejora de los pesos o masas, el ralentí muy bajo es decir la “mínima contenida”, y el uso de transmisiones de última generación (con fluidos de transmisión de baja viscosidad), fueron contribuyendo a la generación de nuevos ruidos. A mediados de la década de los ’80, los amortiguadores torsionales, integrados en el disco de embrague, fueron mostrando sus límites. Este sistema ya no podía controlar, el crecimiento de “cuplas motrices” cada día mayores, y además no podía ser adecuadamente dimensionado, debido a que los espacios disponibles para su ubicación, se reducen en forma constante.

2019-04-05-el-volante-de-doble-masa-02

Como resultado de importantes estudios, la firma LuK presenta una solución simple y eficáz, es decir el “volante de doble masa”, un verdadero concepto técnico de amortiguación torsional, aplicada al sistema de transmisión. En los “volantes de doble masa” de la primera generación, la configuración o la forma de los resortes, era la convencional usada en los amortiguadores torsionales de los embragues clásicos (resortes de compresión posicionados en sentido radial cercanos al centro del disco de embrague). El espacio para su alojamiento, era por lo tanto reducido, y las dimensiones de los amortiguadores no podían ser adecuadamente aumentadas. La primera generación del “volante doble masa”, aseguraba entonces la reducción de las vibraciones en los motores de 6 cilindros, que presentaban un efecto de resonancia en bajo regímenes de rpm. Los motores de 4 cilindros sin embargo, presentan una irregularidad mayor, de tipo cíclica con efectos de resonancia a regímenes más altos. Debido a la adopción de resortes de presión con mayor diámetro, ubicados en proximidad al perímetro del “volante doble masa”, es posible quintuplicar la capacidad amortiguante manteniendo invariable las dimensiones totales del volante.

Uso y Utilización El ciclo periódico de combustión, de un motor térmico, produce oscilaciones torsionales en la línea de transmisión. Los ruidos y las vibraciones originadas, como por ejemplo el golpeteo entre los dientes de los engranajes, el ruido de la carrocería y las oscilaciones debido a las variaciones de carga del motor, reducen el confort de conducción. En el diseño del “volante doble masa”, el objetivo era desacoplar todo lo que sea posible las oscilaciones torsionales generadas por la masa rotativa del motor, del resto de la línea de transmisión. El “volante doble masa”, amortigua las oscilaciones torsionales por medio de resortes integrados. El resultado es una óptima reducción de los vibraciones y las oscilaciones. Un “volante doble masa” standard, está compuesto por un disco primario (2) y por un disco secundario (8). Las dos masas inerciales independientes se acoplan a través de un sistema amortiguador, girando una sobre la otra apoyado sobre un cojinete a bolillas o sobre un cojinete a fricción (4). El disco primario del volante con corona dentada de arranque (sobre la que acciona el piñón del motor de arranque) está fijo al cigüeñal. En la tapa primaria (7) existe una cavidad, en la cual se aloja el resorte a arco. El sistema de amortiguación se realiza a través de un “resorte” con hélice cilíndrica dispuesta en arco (3).

2019-04-05-el-volante-de-doble-masa-03

El resorte es posicionado en la guía de desplazamiento, que se encuentra en el interior de la cavidad y cumple la función de un amortiguador torsional ideal. La guía de desplazamiento asegura un posicionamiento óptimo del resorte a hélice cilíndrica, cubierta en grasa para reducir la fricción debido a su movimiento. La cupla motriz o par motor, es transmitida por medio del soporte o adaptador (5), protegida con el disco secundario del volante, que se acopla al resorte a través de la correspondiente aleta. El disco secundario del volante, aumenta el momento de inercia de la masa del lado de la caja de velocidades. Para facilitar la disipación del calor producido, el disco es provisto de orificios de ventilación.

2019-04-05-el-volante-de-doble-masa-04

Debido a que el sistema de amortiguación por resortes, se encuentra en el “volante doble masa”, el sistema viene normalmente dotado de un disco de embrague de tipo rígido, sin amortiguación torsional. PRINCIPIO DE FUNCIONAMIENTO El principio de funcionamiento del “volante doble masa” es simple y eficáz. La masa adjunta al eje primario de la caja de velocidades produce el desplazamiento del punto de resonancia, originalmente entre 1.200 y 2.400 rpm., a una velocidad menor. De este modo se asegura una reducción de las vibraciones, en el régimen de mínima. Transmisión de las oscilaciones torsionales Con volante tradicional: en la versión usada hasta ahora, con volante convencional y disco de embrague con amortiguador torsional, las oscilaciones no son filtradas, y se transmiten a la caja de velocidades, provocando el choque entre dientes de los engranajes. Con volante doble masa: Con el “volante de doble masa”, las vibraciones torsionales, generadas por el motor son filtradas por el sistema de amortiguación con resortes. No se genera por lo tanto el golpeteo en la caja de velocidades, con un mejoramiento en el confort de conducción.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!
Bolder Estudio | Web y Diseño