El turbocompresor básico

VISTAS 292


Por Enzo Nuvolari



Los turbocompresores son estudiados en profundidad, y son ensayados en sus características mecánicas y termodinámicas parte por parte, dentro del proceso de desarrollo integrado.

Los cálculos termodinámicos son realizados para determinar la resistencia a la fatiga del cárter de la turbina. Después de la etapa de diseño y de cálculo, los turbos son sometidos a pruebas en sala de ensayos de motores (bancos dinamométricos) y de gases calientes. Aquí se estudian los índices termodinámicos y termomecánicos, los desgastes de los componentes y la vida útil de los mismos.



En la actualidad, la fabricación de los turbos se realiza con sistemas de producción modernos comandados por computación, para garantizar una alta precisión, en la elaboración de los componentes de aluminio y de fundición de acero. Las turbinas son producidas con materiales de alta resistencia a las temperaturas, sobresaliendo la alta calidad del proceso de fundición, y la precisión de su equilibrado. Cabe puntualizar que las nombradas son particularidades fundamentales para soportar condiciones extremas durante mucho tiempo.

El turbo de geometría variable TGV.

Este tipo de turbosobrealimentador, tiene la característica que el cárter de la turbina -por donde pasan los gases de escape- posee un anillo en donde van montados una serie de "álabes móviles", de manera de ser accionados o movidos en forma simultánea.

A bajo régimen, dichos álabes se mantienen cerrados, de manera tal que los gases se aceleran velozmente, aumentando así el empuje sobre la turbina. Con el aumento de la velocidad del motor, los "álabes" se abren, reduciendo de esta manera la negativa contrapresión (debido al pasaje de los gases en la turbina, que impide a los mismos a fluir libremente por el conducto de escape).

Con este tipo de turbocompresores, la válvula de descarga "wastegate" no es necesaria, ya que la presión de sobrealimentación es controlada, actuando sobre la inclinación de los álabes móviles.



Esta regulación de los álabes, puede ser realizada con una válvula accionada por la depresión, posicionada en el conducto de admisión, o bien por medio de un pequeño motor eléctrico gestionado por la Unidad de Control Electrónico ECU del motor.

LEER MÁS

Seleccione su provincia o ciudad.

captcha

Te puede interesar


Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!