Publicado por Taller Actual

El Diesel y la contaminación

VISTAS 1103


166-tap-diesel-y-la-contaminacion-01

Motor V6 TDI de 2,7 litros con sistema anticontaminación.

Es evidente que tanto Europa, Estados Unidos y Japón, se ponen cada día más rígidos en función de las emisiones tóxicas producidas por los motores de combustión interna. Respecto a los motores gasoleros, los contaminantes más problemáticos a reducir o a eliminar, son los conocidos óxidos azoicos es decir los NOx u óxidos de nitrógeno. Sin duda, las futuras normas como Europa 6, que estarán en vigencia a partir del año 2016, apuntan a una considerable disminución de las emisiones NOx, es decir que el motor de ciclo Diesel está siempre presionado para encontrar soluciones técnicas de importancia, para poder cumplir con estos reglamentos tan severos.

Al respecto, parece que ciertas empresas –emisiones de por mediovan descubriendo sus objetivos, y uno de ellos es el uso de un aditivo, a base de agua y urea. El mismo, inyectado en los gases de escape. Algunas terminales como Mercedes Benz, usan una tecnología ya desarrollada hace años, que utilizan dispositivos específicos anticontaminación y un aditivo líquido denominado Adblue a base de urea. Este contribuye a bajar las emisiones de óxido de nitrógeno. Existen modelos que están equipados con catalizadores especiales (oxidantes con sensores del óxido de nitrógeno y filtro anti-partículas), entre ellos están los Audi A4 y Q7 con motor V6 TDI, el Mazda 4 cilindros de la CX-7, la M.Benz 350 clase E, ML, R y GL, el Vokswagen Passat Blue TDI, que por el momento son pocos, pero en el futuro serán muchos más. En cuanto al funcionamiento del AdBlue, el mismo tiene como base una simple inyección del aditivo en los gases de escape, y ayuda al catalizador SCR (Selective Catalytic Reduction) a convertir las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) sin que aumente el consumo de combustible. Cuando los gases de escape calientes y con pre-tratamiento, llegan a los 170 grados C, el AdBlue se transforma en realidad en “amoníaco”, que es la sustancia química necesaria para este proceso químico. Cuando dichos gases de escape atraviesan el catalizador, el “amoníaco” allí acumulado transforma los óxidos de nitrógeno en nitrógeno inocuo y en agua. El control electrónico del motor, regula la inyección de AdBlue de manera que el depósito de amoníaco tenga siempre una reserva suficiente, evitando al mismo tiempo eventuales e inútiles sobre-dosificaciones, gracias a un sensor de NOx. En definitiva este sistema actual, parece haber resuelto el problema de confiabilidad, existente en las primeras versiones, montadas hace algunos años, sobre camiones. Para poder adoptar la tecnología Bluetec, M.Benz –por ejemplo- ha modificado la cámara de combustión en su motor de 6 cilindros en línea de 3.0 litros, para lograr una mejor composición de la mezcla. Al mismo tiempo disminuyó la relación de compresión (16,5 en lugar de 17,7), para limitar la producción de NOx en la cámara.

166-tap-diesel-y-la-contaminacion-02   166-tap-diesel-y-la-contaminacion-03

(1) Depósito del aditivo AdBlue ubicado en la parte posterior del vehículo, con una capacidad de 30 litros-M.Benz.
(2) Motor V6 Diesel con sistema BluePerformance compuesto por los dos componentes principales, filtro anti-partículas y catalizador de NOx, cumple con la norma Euro 6-BMW.

Por otra parte, también se reconfiguró el turbo de geometría variable TGV, y la unidad de gestión del motor. El consumo de AdBlue es de cerca de 10 a 20 litros cada 100 Km (es decir del 1 al 3 por ciento del consumo de gasoil). Normalmente el depósito tiene una capacidad promedio de 30 litros (en motores de 6 cilindros), y de 15 litros (en motores de 4 cilindros). Posee una bomba a diafragma, una válvula, un sensor de presión y de temperatura, y un sistema de calentamiento eléctrico que evita el congelamiento de la solución de urea, en bajas temperaturas. Cabe señalar, que el AdBlue está disponible en las redes oficiales de las terminales, y en centros de distribución de repuestos. El consumo efectivo, del aditivo a base de urea, depende solamente de tipo o del estilo de conducción. Debemos aclarar que la BMW 330d con BluePerformance, que fue presentada en 2008, fue el primer auto en cumplir con las exigentes normas Euro 6.

166-tap-diesel-y-la-contaminacion-04   166-tap-diesel-y-la-contaminacion-05

(1) Transparencia con componentes del sistema AdBlue: 1-Catalizador oxidante con sensor de NOx y filtro anti-partículas. 2-Catalizador SCR (Catalizador de Reducción Selectiva), con inyector del aditivo. 3-Las canalizaciones o tuberías del depósito del aditivo están aisladas para evitar su congelamiento con bajas temperaturas-M.Benz.
(2) Esquema de la gestión electrónica del BlueTec. El aditivo es atravesado por los gases de escape, y se compone de agua y urea, para después transformarse en amoníaco necesario para el proceso químico- M.Benz.: 1-Central control del motor. 2-Entradas de sensores. 3-Actuador. 4-Sensor de presión. 5- CAN motor. 6-CAN diagnóstico. 7-Catalizador oxidante. 8- Filtro DPF. 9-Catalizador SCR. 10- Sensor de los gases de escape. 11-CAN motor. 12-CAN diagnóstico. 13- Sensor AdBlue. 14-Actuadores. 15-Sensores. 16-Sensor líquido. 17-Sensor. 18- Depósito. 19- Sensor calidad.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!