Todo sobre vehículos pesados.

Publicado por Vehículos Pesados

El filtro de gasoil

VISTAS 33 / COMPARTIR


El filtro de gasoil

Bugatti Carlos ©
2018-07-19-el-filtro-de-gasoil-01

En la fase de desarrollo, los filtros son sometidos a rigurosas pruebas de laboratorio, con la finalidad de evaluar todos los parámetros de funcionamiento – Mahle.


Debemos considerar la eliminación del agua un elemento muy perjudicial para el motor de ciclo Diesel y su sistema de alimentación. En general, la misma se hace presente, bajo la forma de pequeñas gotas, de difícil separación del gasoil, y esto es un real compromiso, un importante desafío para los filtros actuales de gasoil.

Sabemos que, en la actualidad, no se habla mucho de dichos filtros, pero también sabemos que los mismos son esenciales para lograr un funcionamiento óptimo y una prolongada vida útil de los motores gasoleros.

Cabe señalar que los actuales motores de inyección directa de gasoil a alta presión, están equipados con sistemas muy evolucionados, pero, al mismo tiempo, muy delicados. Tanto la bomba, como los inyectores, son construidos con componentes de sofisticada elaboración y con una elevada precisión. Los mismos podrían ser dañados fácilmente, si el gasoil no posee las características previstas, especialmente en lo referente a la “lubricidad”, es decir a su poder lubricante, y si no está perfectamente puro y limpio.

La presencia de partículas extrañas, incluso de dimensiones reducidas, pueden causar daños serios a las superficies de trabajo de los citados componentes. Es entonces fundamental que el gasoil sea filtrado muy cuidadosamente antes de que ingrese a la bomba.

Pero el gasoil que ingresa desde el depósito al sistema de alimentación tiene inevitablemente impurezas. Se trata de pequeñas partículas de óxido y herrumbre, provenientes del depósito, del desgaste de la bomba y de otros componentes (metálicos), y de la deficiente filtración en la refinería, entre otros.

No hay que olvidar la formación de agua, producto de la humedad atmosférica (entrada de aire al depósito), y de la condensación.
En especial, la eliminación del agua, generalmente presente bajo la forma de pequeñísimas gotitas, difícilmente separables del gasoil, significa un desafío importante para los actuales filtros de combustible.
El gasoil contaminado no solo perjudica el correcto funcionamiento del motor, sino también la integridad de algunos componentes muy delicados (como los del sistema “Common rail”). Los filtros de gasoil son construidos con fibras de celulosa, impregnadas con resina, que los protegen de los ataques químicos a la vez que refuerza la estructura del cartucho.

El elemento filtrante es plegado (acordeonado), de modo tal que pueda tener una gran superficie, con pequeñas dimensiones exteriores.
Existen, además, filtros realizados con fibras de celulosa y fibras sintéticas mezcladas, y colocadas a modo de capas superpuestas (fibras sintéticas para la pre-filtración, y fibras celulósicas para el filtrado fino). Actualmente se fabrican filtros de excelentes características, totalmente de fibras sintéticas que poseen una mayor vida útil, y tienen una alta eficiencia filtrante del 98 por ciento, con una capacidad de retener partículas de 3 a 5 micrones.
Las pérdidas de carga son realmente reducidas, y están comprendidas entre 0,1 y 0,3 bares de presión, para filtros nuevos.


2018-07-19-el-filtro-de-gasoil-02

Sección de un filtro, mostrando el recorrido del combustible en su interior, para poder separar las gotas de agua, la velocidad del flujo debe ser muy baja. Detalle del recipiente que recoge el agua en la parte inferior


Cabe puntualizar que el elemento filtrante con fibras plegadas, pertenece a los filtros denominados “de superficie”, pero recientemente se han desarrollado los filtros llamados “de espesor”, en los cuales no hay plegado. Con respecto a su desarrollo, se ha comprobado que la contaminación presente en el gasoil es una especie de “barro” muy homogéneo. El filtro “de espesor” tiene una elevada eficiencia filtrante, acompañado de un mayor poder de acumulación, a igualdad de diámetro y de altura, y es también más difícil de saturarse y en la práctica el gasoil pasa siempre.

La filtración no es de superficie, sino “de profundidad”, con las partículas contaminantes que se distribuyen en el espesor del filtro. El elemento filtrante es realizado en estratos con diferente “porosidad”, de materiales poliméricos (o de fibra de nylon) y con espesores de pared, siempre superiores a los 10 mm. La velocidad del combustible que debe realizar un cambio de dirección de 90 grados, es reducida, del orden de un centímetro por segundo al máximo, por lo que se agiliza la separación del agua. Esta separación se efectúa en base a dos diferentes fenómenos, que prevén el mantenimiento de las gotitas, el aumento de sus dimensiones y, finalmente, su acumulación.

Se usan también materiales llamados “hidrofóbicos”, que no se mojan con el agua. El flujo de gasoil es frenado, y las gotas de agua (cuyas dimensiones son entre 60 y 300 micrones) son retenidas al atravesar un estrato de material al menos parcialmente hidrófilo.


2018-07-19-el-filtro-de-gasoil-03

La separación del agua del gasoil no es nada fácil, y es en verdad un compromiso de importancia vital, para los modernos filtros de combustible.

Para lograr el fenómeno por el cual las gotas de un líquido se unen o se juntan, disminuyendo en número y aumentando de volumen, se puede recurrir a un material hidrófobo, con poros de menor tamaño respecto a las gotas. Las mismas se detienen entonces sobre la superficie de entrada, y se unen para formar gotas más grandes que finalmente filtran, separándose por gravedad del gasoil. Los filtros “de espesor” son muy delicados y se pueden tocar solo con manos protegidas por guantes.

Es de importancia efectuar su reemplazo con la periodicidad indicada por el constructor del vehículo.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!