El mercado automotriz en primer plano.

Jet Wax de Bardahl, infla y sella neumáticos


Un buen mantenimiento de sus neumáticos le brindará un mejor y más cómodo manejo, mayor seguridad y economía, prolongando la vida útil de la banda de rodado.

Consejos para el mantenimiento de los neumáticos:

- Con neumáticos nuevos, circular a velocidad moderada los primeros 300 km o durante las cinco primeras horas de trabajo.
- Balancee las llantas siempre que los monte sobre las ruedas.
- Revise la alineación ante el primer indicio de desgaste irregular en la banda de rodado.
- Asegurarse de la presencia del tapón de la válvula y apretarlo siempre a mano.
- Controle la presión de los neumáticos cada 15 días, según el manual de uso o mantenimiento del vehículo.
- Revise a menudo el exterior del neumático en busca de cortes, pinchaduras, roturas y golpes.
- Controlar regularmente la profundidad del dibujo de la banda de rodaje. Su profundidad no debe ser inferior al límite legal. En cualquier caso, para garantizar un margen de seguridad, se recomienda sustituir los neumáticos cuando el espesor se acerca a los 3 mm.
- Montar siempre las cubiertas nuevas en el eje posterior.

¿Cuál es la presión de aire indicada para mis neumáticos?

Una presión de inflado adecuada es el factor número uno en el cuidado de los neumáticos. La presión que figura en el lateral de los neumáticos es la presión operativa MÁXIMA que tolera la llanta, según lo determinó el fabricante. No necesariamente es la presión adecuada para su vehículo. SIEMPRE hay que utilizar la presión recomendada por el fabricante del vehículo, esa información la encontrará en el manual del auto. A menudo, esta información también aparece señalada en un rótulo que puede estar en el parante de la puerta, en la tapa del tanque de combustible o en la guantera.

Siempre controle la presión con las llantas en "frío"; es decir, tres horas después de detenerlo o antes de haber conducido una milla. Nunca olvide controlar la presión del neumático de repuesto.

Recuerde siempre controlar su vehículo con expertos en neumáticos quienes le darán los mejores consejos para el mantenimiento y seguridad de su vehículo.

Recomendamos también tener en el baúl del auto Infla y sella Neumaticos Bardahl, un producto diseñado para realizar reparaciones de emergencia sin necesidad de herramientas, inflando y reparando una pinchadura de forma rápida, sencilla y segura. Le permite al conductor luego de haber sufrido una pinchadura, repararla y continuar rodar hasta el centro de servicio más cercano. Este producto que se caracteriza por su practicidad, rapidez y sencillez de uso, repara y simultáneamente infla el neumático en el acto. Asimismo, no afecta la alineación y el balanceo de las cubiertas.

Infla y Sella Neumaticos Bardahl, contribuye a reducir situaciones de riesgo, minimizar el peligro que implica el cambio de un neumático en vías de circulación rápidas como autopistas, rutas y avenidas, como así también en lugares poco transitados o con escasa iluminación que se presten para sufrir actos vandálicos. Un buen control previo ayuda a no tener sobresaltos en el viaje con su auto, a manejar con seguridad, a no perder tiempo innecesario, pero no evita que puedas pinchar un neumático por eso es fundamental incorporar Infla y Sella Neumáticos y tenerlo a mano para reparar con urgencia y seguir viaje para el arreglo definitivo.

Fuente: Bardahl

Para más información, escribinos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!